Martes, 18 de septiembre, 2018 | 6:51 pm

Le iba a dar un consejo a David pero ya se disculpó



Tenía la intención de darle un consejo al popular David Ortiz tras su metida de pata del domingo, pero como ya se excusó públicamente, no se lo daré… Le iba a decir que la forma en que los sicarios se buscan su dinero, sí importa, porque es quitando vidas, le iba a decir también que la forma que usan los atracadores para buscarse su dinero, sí importa, además le iba a decir que la forma en que su compañero de asiento, Cristian Casablanca, se busca su dinero sí importa, porque es embaucando a infelices, a pobres ignorantes que creen lo que él les dice y “jugando por necesidad, pierden por obligación”…

Pero lo más importante que le iba a decir, era que baje el ritmo, porque está sonando más que “Despacito” cuando salió… Pero ya no le diré nada, porque pidió excusa pública… Desde la telefónica que viste de verde se oyen grandes carcajadas, porque a la que está vestida de luto se le están “quemando los cables” con la transmisión de Grandes Ligas… Y es que como todo el que trabaja quiere cobrar, hay truños, porque hace tiempo que los colegas no ven un chele… ¡Eeeeh!.. Ustedes saben que nunca les miento…

Es más, hay dos que ya dejaron el limpio… ¿Qué quienes se fueron?… No no no, no me pidan tanto, porque no les puedo decir los nombres… Solo les daré las iniciales: ¡Jonathan Tiburcio y Arving González!… Ah, y hay algunos en fila, locos por vocear “¡Bye bye FRANK!”… Y ya, para que no me hagan más preguntas, les diré que la última vez que vieron un peso fue en mayo… ¡Ay mi madre, cuánto aguantan!

Publicidad