La agonía reformista

luis-55


El ciclo natural de todo ser viviente es nacer, crecer y morir. Hay quienes le agregan el multiplicarse como parte del ciclo.

Se escucha con mucho alborozo que los partidos políticos son entes vivientes y que por eso no pueden mantenerse estáticos.

Aplicando la ley transitiva podemos concluir que si los partidos son entes vivientes entonces están sometidos al ciclo de la vida: nacer, crecer y morir.

De igual manera a algunos también hay que agregarle la fase de multiplicarse.
Como con los seres humanos, hay partidos que nacen para morir de inmediato o que mueren antes de crecer. Otros completan el ciclo, aunque, como ocurre con los humanos, usan todo lo que está a su alcance para dilatar la llegada de la muerte pero jamás pueden evitarla.

El Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) tiene la gloria de haber recorrido todo el ciclo previo a la muerte, la cual ha logrado dilatar aunque ya se muestran los signos de la agonía.

Esa organización nació y rápidamente creció, logrando gran desarrollo con Joaquín Balaguer como figura cimera. Se multiplicó al parir el MIDA fruto de un fraccionamiento protagonizado por Francisco Augusto Lora.

En el camino ha tenido otros hijos, algunos de ellos bastardos.

Desde hace muchos años inició la fase de morir, pero el interés lo ha mantenido vivo aunque sea con respirador artificial.

Sin embargo, los últimos síntomas auguran que se seguirá consumiendo como lo hacen los años y la vida licenciosa en el cuerpo humano hasta llevarlo al camposanto.

Publicidad
Publicidad