Martes, 11 de diciembre, 2018 | 10:38 pm

Importancia diagnóstica de las disfunciones sexuales



Una disfunción sexual es aquel trastorno en el que aparece una dificultad en una de las fases de la curva de la respuesta sexual (deseo, excitación, orgasmo y resolución), lo que evita que la persona que la padece y su pareja disfruten de una actividad sexual satisfactoria.

Estas disfunciones pueden aparecer desde el principio de la vida sexual activa o desarrollarse en el transcurso y con el tiempo, ser parciales o totales, apareciendo tanto en hombres como en mujeres. Para ambos es un trastorno que les genera mucha ansiedad, angustia, temor y hasta vergüenza.

Generalmente, al principio los hombres no aceptan que no están funcionando adecuadamente, generando incomodidad en la vida de pareja.

Muchas mujeres no se atreven a comentarlo a su pareja por temor a que esta se sienta frustrada o reaccione de manera agresiva o depresiva, ya que la mayoría de personas asocian el amor al deseo carnal y a la respuesta sexual. Mas las disfunciones sexuales generalmente no tienen relación con el amor y el afecto que sentimos por la pareja.

Cuando se presenta cierta dificultad para el logro de un desempeño sexual adecuado, lo recomendable es asistir a una consulta médica y exponer la situación abiertamente y con detalles de lo que ocurre, pues mientras mas rápido se detecta una disfunción sexual, más fácil y rápido se resuelve. Además una disfunción no resuelta puede complicarse, agregándose a la disfunción primaria otra secundariamente lo que dificulta y alarga el tratamiento.
Cuide su salud sexual.

Publicidad