Espejos



Una mayoría de argentinos piensa que Venezuela es el espejo de lo que habría llegado a ser la Argentina de no haber ganado Mauricio Macri y de haber continuado el “proyecto bolivariano” del kirchnerismo, tal cual le llaman.

Visto así, entonces. habrían motivos para que los argentinos comiencen a preocuparse .

Según las encuestas con vistas a las PASO (elecciones “primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias” ) del próximo 13 de agosto, Cristina Fernández de Kirchner cuenta con el apoyo de un tercio de los votantes para ser electa senadora por la provincia de Buenos Aires.

Es cierto que la mayoría de la gente la rechaza : apoyan a Cambiemos ( macrismo) o al peronismo disidente antikirchnerista, pero si en las elecciónes legislativas de octubre próximo se confirman esos porcentajes el panorama político argentino variaría sustancialmente

La hoy multiprocesada y multisospechada Cristina pasaría a ser casi totalmente impune y no solo por los “fueros parlamentarios”.

¿ Qué juez se va animar a procesarla?

No lo han hecho hasta ahora, mucho menos después de semejante mensaje electoral. Esto es lo que se dice, al tiempo que se compara con lo de Brasil: “ con mucho menos procesaron a Lula”, se afirma.

Mucho señalan como culpable de ello al presidente Macri y sostienen que influyó para que Cristina no fuera presa, porque especulaba con que su presencia le favorecía para una “polarización“ en las legislativas .

Aparentemente le salió el tiro por la culata y la favorecida es Cristina.

Ocurre que la gente vota no por lo que fue ayer sino en función de lo que hay hoy.

Decididamente, arreglar lo que dejó el kirchnerismo tiene sus costos, pero el que los paga es Macri. Hoy su imagen es negativa (-12) y está en baja, al igual que el índice de confianza en el gobierno, ubicado en 2,24 en escala de 0 a 5.

Como que la “ polarización” suma para Cristina. Y puede ser peor y de ahí la preocupación de los argentinos: si la expresidenta, por muy multiprocesada y multisospechada que esté, sale senadora y su liderazgo fortalecido, el horizonte se presenta bastante oscuro para lo que resta del gobierno de Macri.

Tres datos de la realidad: se fortalecerá el sindicalismo peronista-kirchnerista con el consiguiente aumento de la agitación social (que ya no es poca).

Se debilitará el peronismo no kirchnerista, que ayudaba en el Parlamento. Y muy especialmente se encarecerá el crédito para la Argentina, lo que implicara un costo extra para la actual administración, que debe recurrir a aquel para hacer más suave al ajuste para salir los desaguisados del kirchnerismo.

Es curioso, el modelo bolivariano que muestra un rotundo fracaso en su país de origen, podría en cambio renacer en la Argentina.

Es que hay cosas que dependen de la suerte, como lo es llegar en el momento oportuno y otras que están más sujetas a decisiones propias, como lo es retirarse a tiempo (o que los echen en el momento justo, aunque en esto también juega la suerte).

Pasa en América con el populismo de izquierda y progresista. Llegó en el momento justo (cuando la economía regional se favorecía de un vendabal externo inédito), y hubo quienes se fueron a tiempo ( Chávez y Néstor Kirchner y Lula en diferente circunstancia) o solo muy poco después, como pasa con Cristina.

En Venezuela, sin embargo, es el país donde se esta dando el ciclo completo a cargo del “progresismo” . Es cierto que Chávez murió antes, pero dejo su heredero, Nicolás Maduro y al bolivarismo a pleno.

A no equivocarse, lo que hoy pasa en Venezuela con Maduro y Diosdado Cabello, es espejo de lo que hubiera pasado si Chávez aún viviera, como a la vez es espejo de lo que sería Brasil si Lula hubiera seguido en el gobierno o lo que sería Argentina si estuviera Néstor Kirchner o hubiera seguido su esposa Cristina uno o dos años mas .

Lo que ocurre es que el votante, como dijimos, se mira en otros espejos: en los que se refleja su situación al día de hoy sin tomar mucho en cuenta los “por qué“ de lo que está viendo.

Publicidad

Publicidad