Lunes, 10 de diciembre, 2018 | 9:44 am

Delicada situación del fútbol



La intervención de la Federación Dominicana de Fútbol se venía venir, desde que el ingeniero Osiris Guzmán fue suspendido por la Federación Internacional por un periodo de 10 años, lo que indica que los problemas que se venían denunciando no eran una “pajita de coco”, que era más grave de lo que se pensaba.

Que recuerde, es la primera vez que se produce una intervención de esa magnitud en una federación dominicana.
Desde la salida “compulsiva” de Joseph Blatter de la presidencia de la FIFA, comenzaron a suscitarse los problemas de Guzmán, quien tenía una amistad tan estrecha que se le identificaba como el “Blatter dominicano”.

Sin embargo, con el arribo de Gianni Infantino a la presidencia de la entidad, se iniciaron investigaciones, en colaboración con la justicia estadounidense, sobre males que desde hace décadas venían ocurriendo, en especial en lo concerniente a supuestos sobornos y regalos para apoyar sedes..

Es una lástima que dirigentes de tan larga trayectoria hayan caído en el descrédito.

Durante la dilatada gestión de Guzmán al frente del fútbol dominicano se produjeron muchas guerras internas, que llevaron hace unos dos años a que la” respetable y eficiente” Cámara de Cuentas hiciera una auditoría, cuyos resultados todavía no han dado a conocer.

Guzmán también fue investigado por la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), por la supuesta distracción en los últimos cinco años de 51 millones de pesos recibidos por Fedofútbol por parte del Estado dominicano a través del Ministerio de Deportes y Recreación (Miderec).

El llamado “Comité de Normalización” que designó la FIFA, está presidido por Manuel Luna, presidente, Francisco Lapouble y Alfredo Badui Cantizano fungirán como miembros.

Este Comité estará al frente hasta el 31 de julio de 2019, en caso de ser necesario, lo que le dará tiempo a organizar las elecciones, administrar, revisar sus estatutos y sus miembros.

Es una misión delicada que tiene este triunvirato, que tendrá que manejar demasiados intereses en una entidad que hasta hace poco alardeaba del montaje de una liga profesional con 10 conjuntos. además de torneos en las demás categorías.