Domingo, 22 de septiembre, 2019 | 10:54 am

Voz colectiva



El paro en la región del Cibao debe asumirse como el clamor por reivindicaciones sociales y comunitarias. Se exige mejor servicio en la energía y en áreas vitales como la educación, la salud y en la parte vial.

Muchas voces se han unido para reclamar por el mismo camino y con la determinación necesaria para que las autoridades presten mayor atención a las demandas.

Organizaciones sociales y comunitarias no buscan ninguna confrontación con la Policía, según los promotores de la huelga en el Cibao, sino que exista el compromiso de atender las exigencias para dignificar la sobreviviencia en la zona.

Lo lamentable

Que se tenga que reportar víctimas y daños materiales en manifestaciones violentas que no se justifican, porque existe el diálogo como mecanismo de persuasión y de convivencia.

Este recurso, por más diferencias que haya, nunca puede desdeñarse ni lesionarse por intereses que pueden coincidir en una solución colectiva.

¿Y el agua?
Hace más de un mes que los moradores del sector de Invivienda, en Santo Domingo Este, sufre de una aguda escasez de agua, teniendo que invertir parte del presupuesto familiar en la compra de camiones.

La desesperación llega al extremo de que las amas de casa afrontan serias dificultades para dotarle del líquido para satisfacer las tareas cotidianas. Pero también existe un deficiente suministro de la energía, situación que dificulta las labores normales en los hogares y en las productivas.