Miércoles, 14 de noviembre, 2018 | 3:33 pm

Tres meses de prisión contra propietario y empleada de centro de diversión acusados de trata de personas

El juez de Atención Permanente Alejandro Vargas.
El juez de Atención Permanente Alejandro Vargas.


Santo Domingo.– El juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, dictó tres mese de prisión preventiva como medida de coerción a dos miembros de una supuesta organización criminal que se dedicaba a la trata de persona en perjuicio de varias mujeres venezolana a las que obligaban a prostituirse en el centro de diversión Pink Pony Bar.

Los imputados son el dueño del centro de diversión, Jarvis Guerra Rodríguez, y la mánager Ángela Campusano Santos.

El magistrado ordenó que el hombre cumpla la medida en La Victoria y la mujer en el centro correccional y de Rehabilitacion de Najayo Mujeres.

Se recuerda que el pasado domingo seis venezolanas que presuntamente eran prostituidas en el citado centro nocturno fueron rescatadas, luego que cinco de sus compatriotas escaparon del mismo bar y alertaron a las autoridades, informó la Procuraduría General.

Las sudamericanas que escaparon del bar “Pink Pony” alertaron a las autoridades sobre las condiciones de explotación sexual en ese negocio ubicado en una zona residencial de la capital, detalló la procuraduría en un comunicado.