Jueves, 20 de septiembre, 2018 | 3:11 am

Resonancia magnética y su uso para tratar tumores cerebrales

Tecnología. Se implementa para salvar la visión de personas con tumores cerebrales. Síntomas. Dolor de cabeza, problema visual y cambios hormonales.

Este tipo de tecnología es importante, ya que si no se puede identificar el sistema óptico  no se puede evitar un daño por radiaciones.
Este tipo de tecnología es importante, ya que si no se puede identificar el sistema óptico no se puede evitar un daño por radiaciones.


El sistema óptico en el cerebro es extenso y complejo, se extiende desde los ojos hasta la corteza visual en la parte más atrás del cerebro.

Una parte de los nervios ópticos que transportan las imágenes captadas por los ojos se cruzan en el centro del cerebro, esto quiere decir, que partes de las imágenes que ve el ojo derecho se procesan en el cerebro izquierdo y viceversa.

Cerca de este cruce de los nervios ópticos, llamado el quiasma, crecen con frecuencia tumores, asegura el doctor Herwin Speckter, físico médico, gerente de Tecnología Médica en los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat).

Agrega que afortunadamente la mayoría de estos tumores son benignos, o sea, crecen lentos y no se diseminan al resto del cuerpo.

El galeno indica: “Existen varios tipos de tumores que crecen en esta región, como son los adenomas de hipófisis, los meningiomas, los craneofaringiomas y los cordomas, entre otros.

Frecuentemente, los primeros síntomas que se notan son dolor de cabeza, problemas visuales y cambios hormonales”.

Incidencia

Para tener una idea de la incidencia de este tipo de tumores, Speckter indica que aproximadamente, un 30 % de tumores cerebrales son meningiomas y que el 92 % de los meningiomas son benignos. Solo el 8 % son atípicos o malignos.

“Los meningiomas son más propensos a aparecer en las mujeres que en los hombres, pero en estos últimos tienden más a ser malignos. Los meningiomas pueden aparecer a cualquier edad, pero con mayor frecuencia se observan en hombres y mujeres mayores de 50 años de edad”, apunta.

En el país no existe un registro nacional. Sin embargo, basado en incidencias mundiales, el físico médico, estima que en el país se registran cada año 800 casos nuevos de meningioma; alrededor de 340 casos nuevos de adenoma de hipófisis (que requieran tratamiento); cerca de 20 casos nuevos de craneofaringioma y dos casos nuevos de cordoma.

Speckter explica que a pesar de que estos tumores son benignos pueden afectar la visión del paciente, ya que puede quedar ciego, causar otros problemas neurológicos serios, e inclusive, el paciente puede fallecer si no se trata a tiempo.

Identificar los síntomas de un tumor que afecte el sistema óptico puede ser difícil, ya que, de acuerdo al doctor, crecen lentos.

“Por lo regular este tipo de tumores son benignos, pero a lo largo del tiempo desplazan y comprimen a los nervios ópticos, y el paciente pierde paulatinamente su visión”, agrega.

Como tratamiento inicial, el doctor dice que la opción preferida es la cirugía del tumor. Sin embargo, estos tumores son de difícil acceso por estar localizados profundamente en el cerebro.

Procedimiento complejo

“La dificultad de este tipo de procedimientos se debe a que alrededor de los tumores pasan nervios críticos, como los nervios ópticos, arterias y venas importantes.

Para evitar mayores daños, muchas veces la cirugía se queda incompleta, con partes del tumor en el cerebro”, dijo Speckter, quien asistió como experto para el Organismo Internacional de Energía Atómica y para el Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo.

El resto tumoral, se puede tratar exitosamente con radiocirugía por Gamma Knife, considerado el equipo ideal para estas lesiones en la cercanía de estructuras críticas por permitir una exactitud y precisión submilimétrica, con lo que se evita dañar la visión del paciente.

La radiocirugía por Gamma Knife es una cirugía sin bisturí, basada en imágenes tomadas antes del tratamiento, con las que se puede aprovechar la exactitud y precisión del Gamma Knife.

“Esto nos permite mejorar el protocolo de imágenes para Gamma Knife, optimizando la calidad de imágenes, exactitud espacial y añadiendo secuencias modernas. Mientras a nivel mundial se utiliza un protocolo de apenas 3 a 5 distintas aplicaciones por resonancia, en Cedimat aplicamos hasta 11 distintas secuencias”, agregó.

Opciones

—1— Avances
Desde su inicio en 2011, el Gamma Knife en Cedimat se beneficia de la resonancia magnética, el equipo más poderoso instalado en el país.

—2— Moderno
Trabaja con el método FGATIR por resonancia 3 Tesla, que permite visualizar con calidad al sistema visual en imágenes del cerebro hasta en casos difíciles.

Liderazgo a nivel mundial

El liderazgo alcanzado a nivel mundial en imágenes por resonancia magnética para Radiocirugía con Gamma Knife presenta un importante logro para República Dominicana.

Cada año se tratan aproximadamente 30,000 tumores en cercanía del sistema óptico a nivel mundial por Radiocirugía con Gamma Knife.

Con el objetivo de que pacientes en el mundo se beneficien de este innovación dominicana. Speckter y su equipo de trabajo han presentado el estudio científico en marzo 2018 en el congreso mundial de neuro-radiocirugía, Leksell Gamma Knife Meeting, en Dubái; y en abril 2018, el Journal of Radiosurgery and SBRT publicó los detalles del mismo.

“Esta innovación es uno de varios estudios científicos que desarrollamos en colaboración Cedimat- Centro Gamma Knife Dominicano, un ejemplo de un desarrollo científico.