Perro huevero

luis-40





El periódico colega Listín Diario publicó ayer una información que si bien es cierto ya se comentaba de esas posibles pretensiones de Odebrecht, pocos se atrevían a apostar a que se materializara.

El consorcio liderado por la empresa brasileña, desacreditada hasta más no poder por los admitidos casos de corrupción a nivel planetario, ha vuelto a sus andanzas: contratar obras a un precio y en el camino gestionarse “adendas” que en algunos caso llegaron a duplicar el costo inicial.

Pero como dice el refrán popular de que “perro huevero, aunque le quemen el hocico…”
Odebrecht se ha vuelto una pesadilla para el Gobierno del presidente Danilo Medina y cuando empezaba a tener sueños más placenteros, vuelve y aparece.

La información de que la empresa está pidiendo pago de “sobrecostos” por casi 700 millones de dólares a Odebrecht vuelve a batir el tema del precio de las dos plantas a carbón de Punta Catalina, cuando ya el gobierno pensaba que estaba en proceso de superar ese transe.

Odebrecht parece que no ha entendido que le toca bajar la cabeza y desterrar sus viejas prácticas si quiere capear el temporal.

No se extrañe si el gobierno también se viste de verde luego de este zarpazo.

Publicidad
Publicidad