Hacia la CRES 2018



Cada cierto tiempo, los organismos internacionales y los gobiernos de los países miembros, realizan eventos globales con la intención de pensar, reflexionar y accionar sobre los temas prioritarios que afectan a todos por igual.

Las Naciones Unidas han definido la agenda 2030 que supone un relanzamiento del compromiso mundial en la construcción de un futuro mejor para todos los habitantes del planeta.

Se han definido los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS). Uno de los mas importantes es el objetivo 4, que consiste en el compromiso de trabajar por una educación de la calidad. Con este telón de fondo, la región latinoamericana y caribeña se prepara a celebrar el año que viene su Congreso Regional de Educación Superior (CRES 2018).

El mismo se realizará en el contexto celebrativo de los cien años de la reforma de Córdoba.

Dicha reforma universitaria ocurrió el año 1918 y consistió en un movimiento estudiantil de la Universidad Nacional de Córdoba que transformó el ejercicio universitario en diversos aspectos como la autonomía universitaria, la gobernanza universitaria dando participación a los estudiantes y maestros, la extensión universitaria y los métodos democráticos de elección de las autoridades.

Es por eso que el evento se reviste de una importancia trascendental. Los temas que se tratarán en el Congreso Regional en Córdoba serán: la educación superior como parte del sistema educativo en América Latina y el Caribe; la internacionalización e integración en la región; la diversidad cultural e interculturalidad en América Latina; el rol de la educación superior de frente a los desafíos sociales; el papel estratégico de la educación superior; la investigación científica e innovación; y la realidad de nuestros sistemas a cien años de Córdoba.

Estos ejes temáticos han sido definidos por el Instituto Internacional para Educación Superior en América Latina y el Caribe de la Unesco (IESALC-UNESCO) quien coordina junto con Argentina los trabajos preparatorios del congreso.

Pensamos que la República Dominicana debe tener una participación activa y decidida en tan importante evento regional. Nuestro país necesita tener visibilidad en la educación superior mundial y estos escenarios son una gran oportunidad para alcanzar tan importante meta.

Publicidad

Publicidad