Gasolineras eran usadas para lavar dinero

Decomiso de dolares M. de G.
Fuente Externa
Decomiso de dolares M. de G. Fuente Externa


Santo Domingo.-Una red que tenía una estructura transnacional de lavado de activos provenientes del narcotráfico utilizaba empresas ficticias para comercializar combustibles, para así recibir altas sumas de dinero en dólares enviadas desde Panamá, Venezuela, Colombia y China.

De acuerdo al procurador de Antilavado, Germán Miranda Villalona, la banda supuestamente traficaba con dinero ilícito a través de la compañía Mercadinsa para carburantes, representada en el país por la venezolana Aimée Josefina de San Juan Navas González, encargada de las operaciones.

La acusada, según las informaciones del funcionario, coordinaba la entrega de dinero ilícito al español Francisco Javier Oubiña Magariño, quien está prófugo.

“Esta red tiene conexión con la banda de Junior Gabriel Brea Divanna (Junior Pañales), preso junto a siete dominicanos y colombianos a quienes les confiscaron 79 millones de pesos y armas”, dijo Miranda Villalona, tras señalar que lograron percatarse de la conexión en un rastreo de llamadas que permitió determinar que uno de los teléfonos pertenece a “Junior Pañales”, acusado de lavado de activos en otros casos.

Miranda Villalona puntualizó que se profundizan las investigaciones en torno a la red que utilizaba empresas ficticias, en coordinación con las autoridades de Colombia, para determinar si esa estructura de lavado de dinero tiene ramificaciones nacionales e internacionales.

La venezolana Aimée Josefina de San Juan Navas González servía de acopio de grandes cantidades de dinero, utilizando el modus operandi de recibir y entregar dinero producto del pago de la actividad del narcotráfico en dólares, sumas que eran recogidas en avenidas y lugares públicos, como plazas y parqueos.

La acusada recibía el pago de un 6 a un 12 por ciento por cada operación.

Miranda Villalona dijo que la imputada transportaba el dinero a los lugares con el imputado Marino Andrés Castillo Javier, quien fungía de taxista.

Prisión a venezolanos

El juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, dictó tres meses de prisión preventiva a una venezolana y un dominicano acusados de pertenecer a una red dedicada al lavado de activos.

La imputada es Aimée Josefina de San Juan Navas González, quien deberá cumplir en la cárcel de Najayo, y el imputado Marino Andrés Castillo Javier lo hará en La Victoria.

Publicidad

Publicidad