El nuevo presupuesto



Tendremos para 2018 un Presupuesto General de la Nación que asciende a 814 mil 821 millones de pesos. Ante una cantidad tan impresionante e inimaginable, surge la pregunta, ¿en qué se invertirá tanto dinero?

Hay que empezar diciendo que esa cantidad de dinero todavía no existe.

No está en ninguna cuenta bancaria. Se hará realidad en el transcurso del año venidero, a través los aportes fiscales de importantes empresas y el pago de los impuestos de los ciudadanos. Independientemente de otras fuentes identificadas para tales fines.

La realidad es que estamos a la espera de que se apruebe en el Congreso Nacional un presupuesto que se incrementó en 103 mil millones de pesos.

En otras palabras, esa alza representa un aumento de un 10.3 por ciento, con respecto al presupuesto que cierra el 31 de diciembre de este año.

El pueblo dominicano conoce cada año, por esta fecha, en qué se invertirá el presupuesto. Salvo el incremento, no hay novedad. Se utilizará en sectores importantes para el pueblo dominicano.

Al menos se dice que hay partidas significativas para el sector Salud, que ampliará el régimen subsidiado, y Educación, ya que en 2018 no solo se enfocará en la construcción de escuelas.

La parte más enojosa es que seguiremos pagando la deuda externa. Toda la vieja y parte de la nueva, ya que habrá que financiar, de alguna forma, ese incremento de 103 mil millones de pesos.

La gran lección ante la magnitud de este presupuesto es que todavía no aprendemos a tomar decisiones firmes que incidan en disminuir el gasto público.

Acabamos de perder, con el nuevo presupuesto, otra oportunidad, lamentablemente.

Publicidad
Publicidad