¡Bien, por Melania Trump!



Los sanos valores morales rigiendo el comportamiento de las personas deben ser imitados y divulgados. Por este hecho, Melania, esposa de Donald Trump, candidato presidencial Republicano de EE . UU., está siendo criticada sin piedad. No le perdonan que haya usado frases hermosas, de profundo significado humano, pronunciadas hace ocho años por Michelle, esposa del presidente Barak Obama.

Leí los párrafos en que coincidían las damas. ¡Estupendos! Aplaudo que Melania destaque enunciados que promueven la buena conducta. ¿Por qué cambiar las palabras si son tan atinadas? Estas damas, con profesiones diferentes, han tenido vivencias similares, trabajando, perseverando, para salir adelante.

Melania nació en Eslovenia, Yugoslavia. Su padre vendía autos y su madre trabajaba en una fábrica textil. Dicen que era una niña estudiosa, tímida. Soñaba con una vida mejor.

Se abrió paso con los recursos a su alcance. Luchó por sus metas y las ha ido alcanzando. Se dedicó al modelaje, habla varios idiomas, viajó por Europa y llegó a EE. UU. Conoció a Trump, se casaron en el año 2005, tienen un hijo, una familia estable.

Melania admira la inteligencia de su esposo. Dice que “es firme cuando tiene que serlo pero también amable, justo, bondadoso”. En política, ella se ha mantenido con bajo perfil. Se vio precisada a hacer una alocución, su primer discurso importante, en la Convención Republicana.

Dijo, entre otras cosas, “desde temprana edad mis padres me inculcaron los valores de trabajar duro, por lo que se quiere en la vida; que tu palabra es obligación de hacer lo que dices, que cumplas las promesas, que trates a las personas con respeto”.

“Me enseñaron a mostrar valores morales en su vida cotidiana. Necesitamos pasar esas lecciones a las generaciones, porque queremos que nuestros hijos en esta nación sepan que el único limite a tus logros, es la fortaleza de tus sueños y tu voluntad de trabajar para ellos”.

Su discurso ha causado revuelo porque usó frases iguales a las de Michelle. “El plagio es una de las fallas más grande en el mundo de las ideas y de la creatividad”, dijo el expresidente dominicano Leonel Fernández, quien aspiró a ser un Balaguer chiquito.

Observé a Melania mientras hablaba por TV expresando su íntimo sentir. Es una mujer valiente, tan fuerte que es la esposa de Donald Trump.

El que sus ideas coincidieran en el fondo y forma con las de Michelle, una mujer llena de bellas y valiosas cualidades, más que alarmar debería ser motivo de alivio ¡Excelente modelo a seguir! Que Melania la copie e imite es una estupenda señal. Ojalá Trump plagie acciones ejemplares de Obama. Lo bueno debe ser imitado y divulgado. ¡Bien por Melania!

Publicidad

Publicidad