Domingo, 22 de septiembre, 2019 | 3:39 am

Pleno de la Suprema Corte rechaza recusación contra juez Francisco Ortega

El juez  Francisco Ortega había sido recusado por los abogados de Conrado Pittaluga, uno de los imputados por el caso Odebrecht.
El juez Francisco Ortega había sido recusado por los abogados de Conrado Pittaluga, uno de los imputados por el caso Odebrecht.


SANTO DOMINGO.-El Pleno de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) rechazó la recusación contra el juez Francisco Ortega formulada por la defensa de Conrado Pittaluga. Con esta suman siete las interpuestas por los abogados de los acusados de recibir sobornos de US$92 millones por Odebrecht.

Los abogados de Pittaluga recusaron al magistrado, luego de que el mismo rechazara un recurso de oposición contra la decisión de no acoger una solicitud para que ordene a Claro Codetel entregar los documentos para verificar que el Ministerio Público intervino el teléfono de Conrado Manuel Pittaluga, abogado e hijo del imputado.

El juez Ortega manifestó que la decisión de si acepta o no esta nueva recusación lo hará por la vía correspondiente.
En tanto, la procuradura Especializada de Persecución a la Corrupción Administrativa, (Pepca), Laura Guerrero Pelletier, calificó como táctica dilatoria de la defensa de Pittaluga la recusación contra el magistrado, con el fin de evadir las consecuencias de la acusación.

Guerrero dijo que con relación a las intervenciones se actuó con orden judicial, en el marco de la investigación contra los imputados y de las personas relacionadas con el lavado de activos. A siete implicados en el expediente Odebrecht se les conoce la audiencia preliminar.

Procurador aplaude

El procurador general de la República, Jean Rodríguez, valoró como positiva la decisión del Pleno de la Suprema Corte Justicia de rechazar la recusación hecha al juez de la Instrucción Especial de la Suprema Corte de Justicia, Francisco Ortega Polanco, por los abogados de la defensa del imputado del caso Odebrecht, Conrado Pittaluga Arzeno.

 reiteró que el imputado y su defensa utilizan esas estrategias para distraer y confundir, no solo al tribunal y a la opinión pública, sino también al país, respecto a la grave acusación que pesa en contra de su defendido por los delitos de enriquecimiento patrimonial derivado del lavado de activos.

 Explicó que los siete imputados del caso Odebrecht durante el proceso judicial que se sigue en su contra en más de cuarenta ocasiones han intentado de torpedear el proceso de manera infructuosa, siendo una muestra de ello el rechazo del tribunal a los incidentes presentados por la defensa de los encartados.

 “Es evidente que durante el proceso los imputados y sus defensas han mantenido una campaña mediática para hacer quedar mal a los jueces y a los fiscales, sin lograr su objetivo, ya que en los tribunales reposa un expediente acompañado de más de 1,700 pruebas que los vinculan a todos y cada uno con los graves hechos de corrupción que se les imputan”, manifestó.

 Destacó que este es un proceso judicial cuya importancia es trascendental porque es el caso de corrupción más grave que ha llevado el Ministerio Público en toda su historia.

 Rodríguez recordó que por este caso los ejecutivos de la empresa en Brasil están todos cumpliendo condenas en su nación por los delitos cometidos en la República Dominicana y que la empresa admitió el pago de los sobornos y fue multada, destacando que solo está pendiente la conclusión del proceso judicial que se lleva actualmente en el país contra siete imputados.