Solidaridad

Solidaridad

Solidaridad

Los dominicanos han mostrado, con creces, ser en extremo solidarios. Ahora se presenta una nueva oportunidad para mostrar esa cualidad que adorna a este noble pueblo.

Los moradores de la región Este del país han sufrido los embates de un huracán que aunque categoría uno mostró una fiereza que destruyó miles de viviendas.

Provincias como Hato Mayor, El Seibo, Higüey, Samaná y María Trinidad Sánchez sintieron los efectos de los fuertes vientos del huracán Fiona y ahora requieren de la mano amiga del gobierno y del resto de la población.

Muchas empresas privadas empiezan a movilizarse, organizaciones sociales hacen lo propio y ya el Gobierno ha anunciado un paquete de programas de asistencia, pero aún así la gente que lo perdió todo está sufriendo.

El sector turístico del este también sufrió grandes daños, algo malo para esas empresas, pero que a la vez provocará un proceso de reparación que puede generar un movimiento económico que ayude a mover recursos entre la población.

La banca, por tanto, puede colaborar tanto dando asistencia directa a personas afectadas en programas de asistencia social, como facilitando crédito a las empresas que deben reparar sus instalaciones. Eso ayudará a dinamizar la economía en las zonas afectadas por Fiona.

Sin duda que el Este y el Nordeste se recuperarán con la ayuda de todos y su capacidad de resiliencia.



El Día

Noticias Relacionadas