Ponen a disposición de Educación personal docente para educación bíblica

Ponen a disposición de Educación personal docente para impartir educación bíblica en escuelas

Ponen a disposición de Educación personal docente para impartir educación bíblica en escuelas

Santo Domingo. -A propósito de celebrarse este 27 de septiembre el “Día Nacional de la Biblia” en República Dominicana, el presidente del Concilio de Iglesias Pentecostales de Jesucristo IPJ y la Comunidad Apostólica Internacional COAPIN, reverendo Reynaldo Franco Aquino, puso a disposición del Ministerio de Educación el personal capacitado para impartir educación bíblica en los centros educativos del sector público.

Franco Aquino sugirió a la identidad reguladora de las políticas de educación nacional en el país, que se revise el currículo escolar y se incluya la educación bíblica cristiana en los Centros Educativos a nivel nacional.

En ese sentido aseguró que el ministerio que preside y las iglesias locales cuentan con equipos de profesionales y técnicos debidamente entrenados para poner a disposición del MINERD si se acoge la medida.

“En este Día Nacional de la Biblia damos gracias a Dios, por lo que hemos logrado como país, en la visión de preservar la Palabra de Dios. En este sentido, sugerimos que la administración pública dé un paso contundente y revise el currículo escolar para incluir la Educación Bíblica como materia oficial”.

Agrego que, “si nuestra propuesta es acogida, nuestros profesionales y técnicos están en la disposición de contribuir con el desarrollo y buen funcionamiento de esta misión, como lo establece la Ley No. 44-00 sobre la lectura e instrucción bíblica en las escuelas públicas”.

El líder religioso destacó que la Biblia es el instrumento de transformación Socio espiritual más grande, y que existe una relación inseparable entre verdad y libertad que expresa el vínculo esencial entre la sabiduría y la voluntad de Dios.

Afirmó que este mundo, cada vez más deshumanizado, lleno de violencia, inseguridad, maltrato, abusos e injusticias sociales, necesita volver a los valores bíblicos, desde la familia, un espacio para que el Reino de Dios palpite, se respire y se viva cotidianamente.



El Día