¿Para qué sirven los apagones?

¿Para qué sirven los apagones?

¿Para qué sirven los apagones?

En este siglo, ¿qué país del mundo, con un impresionante crecimiento económico del 5.6 por ciento puede darse el lujo de tener, al mismo tiempo, una recurrente crisis en el sector eléctrico por deficiencias de las empresas distribuidoras?

A veces pareciera que hay negocios montados en torno a los apagones.
Entre ellos aumenta las recaudaciones aduanales por la vía de cientos y cientos de plantas eléctricas que se importan cada mes, ya que pagan impuestos.

Sin combustibles esas plantas no trabajan y sin baterías tampoco. Así que por esa vía aumenta significativamente el consumo de combustibles solo en plantas eléctricas de torres de apartamentos, edificios de lujo y plazas comerciales. Eso incrementa el pago de impuestos.

En ese orden no hay un solo proyecto hotelero, turístico y de nuevas plazas que no incluyan un conjunto de plantas eléctricas para su seguridad comercial.

¿Y qué ocurre con la alta importación de baterías? Se trata de un negocio tan millonario y lucrativo a corto plazo que hasta un ministro perdió la vida en medio de una transacción oscura para que se otorgara un permiso de importación a gran escala.

En este momento hay flotas de barcos que transportan cientos de contenedores cargados de baterías con destino a República Dominicana. De igual forma el país es el principal importador de inversores de la región. Y eso se traduce en un escandaloso e impresionante cobro de impuestos.

¿Puede esta red de negocios que se sustenta en los apagones y la generación de impuestos, frenar el verdadero desarrollo de un país? Ojalá estemos equivocados y el Gobierno encuadre su política del área energética y, de esa forma, República Dominicana deje atrás los aborrecibles e indignantes apagones.



El Día

Noticias Relacionadas