Mejor educación, reto de 2021 y antídoto para desigualdad de la región - El Día

Mejor educación, reto de 2021 y antídoto para desigualdad de la región

Mejor educación, reto de 2021 y antídoto para desigualdad de la región

El Foro Regional reunió en total a 162 referentes en educación de toda la región.

SANTO DOMINGO.-Según un reporte publicado en agosto de este año por la UNESCO, más de 160 millones de niños y niñas no han podido asistir a la escuela en América Latina y el Caribe a causa de la crisis sanitaria que provocó la pandemia.

En otras palabras, la Covid-19 profundizó las brechas educativas en la región, que ya era la más desigual del mundo: en 21 países, el 20 por ciento de estudiantes de sectores socioeconómicos medios y altos de la población tiene en promedio cinco veces más posibilidades de terminar su formación secundaria que el 20 por ciento más pobre.

Del 9 al 12 de noviembre, autoridades y representantes de 24 ministerios de educación de América Latina y el Caribe participaron, junto a expertos en educación inclusiva del mundo académico y de organismos internacionales, de la edición 2020 del Foro Regional de Políticas Educativas, con sede en Argentina, sobre inclusión y educación en tiempos de post-pandemia.

Desafío de la inclusión
Basándose en los hallazgos de la primera edición para América Latina y el Caribe del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Informe GEM), publicado el cinco de noviembre, los formuladores de políticas y expertos reflexionaron sobre el desafío de la inclusión educativa en la región, cuando apenas faltan diez años para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

Claudia Uribe, directora de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe de la UNESCO, resumió así el problema, durante la ceremonia de apertura del foro: “La inclusión y la equidad siguen siendo una tarea pendiente en nuestra región, un tema que en este contexto se ha hecho más profundo y evidente, y cuya atención cobra una renovada urgencia”.

Según un reporte publicado en agosto de este año por la UNESCO, más de 160 millones de niños no han podido asistir a la escuela en América Latina y el Caribe a causa de la crisis sanitaria que provocó la pandemia.

La Covid-19 profundizó las brechas educativas en la región, que ya era la más desigual del mundo: en 21 países, el 20% de estudiantes de sectores socioeconómicos medios y altos de la población tiene en promedio cinco veces más posibilidades de terminar su formación secundaria que el 20% más pobre.

En particular, la pandemia puso en riesgo la infancia de 767 millones de niñas, quienes durante el confinamiento son más proclives a absorber el trabajo doméstico y a sufrir violencia intrafamiliar.

Durante cuatro días delaboraron más de 40 recomendaciones para la construcción de una educación inclusiva, destacándose acortar la brecha digital, una necesidad urgente, una educación inclusiva es una educación intercultural, se debe fomentar el trabajo intersectorial.

Reunión virtual

— Acciones conjunta
En el IV Foro Regional, los responsables de la educación de América Latina y el Caribe fueron convocados por la Unesco para debatir acciones de educación inclusiva en la región más desigual del mundo.



Avatar

El Día