Lunes, 19 de agosto, 2019 | 1:27 am

La inaceptable felicitación del Presidente a los periodistas



Por: Jesús Díaz*

Razones hay demás para no aceptar dichas felicitaciones cuando los profesionales de este sector somos atropellados por el poder político y empresarios de la comunicación.

No y no podemos aceptar las felicitaciones del Presidente cuando somos sacados de los medios por comentar, investigar y acusar funcionarios que no funcionan. La libertad de expresión no puede ser solo un enunciado de la Constitución de la República.

No podemos cuando el periodismo decente toma postura crítica y de confrontación contra la corrupción en la República Dominicana, y los ejecutivos de medios son llamados y presionados por funcionarios del gobierno del presidente Medina.

No podemos porque desde el propio Palacio Nacional se maneja una oficina como la Dirección General de Comunicación (DICOM), dependencia del Ministerio de la Presidencia, “que diseña, coordina y dirige toda la política de comunicación del Gobierno con la sociedad dominicana”; y desde esta se coloca publicidad a quienes son adeptos al gobierno en desmedro de los que no lo son. No podemos aceptar sus felicitaciones cuando sabemos que hay compañías contratadas en diversos ministerios y direcciones generales para disfrazar cifras que no se corresponden con la realidad que vivimos los dominicanos.

No podemos aceptar felicitaciones del primer mandatario de la Nación, el mismo que no concede entrevista a los profesionales que hoy felicita. Su compromiso de protección, libertad y bienestar es irreal.

No podemos, señor presidente, cuando en el Congreso Nacional el que usted pidió tiene la mayoría, y el vocero de su partido en la Cámara de Diputados dice estar de acuerdo con la reciente Ley de Partidos Políticos y de Régimen Electoral, con disposiciones que amenazan la libertad de expresión de los periodistas en tiempos de campaña proselitista, esto como un resurgimiento de los mecanismos de censura penalizando hasta con diez años por “comentarios negativos” contra precandidatos o candidatos.

La opinión pública, la libertad de expresión y el ejercicio profesional del periodismo que cuestiona, ante la cantidad de colegas perjudicados por este su gobierno no aceptamos sus felicitaciones.

*El autor es periodista

jesus-diaz

Publicidad