Viernes, 22 de febrero, 2019 | 6:32 pm

Hechos violentos



El temor acecha a la ciudadanía por las muertes violentas ocurridas en los últimos días en El Seibo, Santiago y en Baní, provincia Peravia, atribuidas al crimen organizado y al narcotráfico, sin que todavía las autoridades policiales y judiciales hayan establecido las causas reales de estos asesinatos que aun están bajo investigación.

La verdad es que estos homicidios fomentan un clima de incertidumbre en la sociedad dominicana.

El caso más preocupante fue la muerte del coronel Daniel Ramos Álvarez en un punto de drogas en Baní, en presencia de otros oficiales de la Policía Nacional, que emprendieron la huida tan pronto fue cometido el hecho.

Más que asaltos

Los más recientes casos están desvinculados de los denunciados atracos aislados en los barrios y vías públicas que son denunciados con frecuencia, y muchas veces los responsables son identificados y apresados por la Policía con rapidez. Parece que las más recientes muertes responden a un nivel más alto del crimen organizado.