Domingo, 21 de abril, 2019 | 9:06 am

Crisis en seguridad vial



El congestionamiento de la ciudad, debido a la alta cantidad de vehículos circulando, incide de manera gradual y peligrosa en una silenciosa contaminación ambiental y el aumento alarmante de muertes por accidentes. Y si no hay muerte, los envueltos en los siniestros de tránsito quedan con lesiones permanentes, postrados en cama o sillas de ruedas.

De acuerdo a datos recientes, República Dominicana se ubica entre los países con mayor índice de muertes, fruto de los accidentes de tránsito.

El año pasado, de acuerdo a las estadísticas, hubo 2,804 fallecimientos por esta causa. Esto significa que a diario 7 personas perdieron la vida. En un mes hubo 210 personas muertas.

Una cifra alarmante, cuando existen instituciones, políticas y mecanismos preventivos en el orden vial que deben implementarse. ¿O debemos reforzar con mayor eficacia estos mecanismos preventivos?

Estamos a punto de entrar a diciembre, el mes en el que, de acuerdo a los reportes, se produce una mayor cantidad de accidentes.

En 2017 hubo 270 víctimas mortales registradas. O sea que murieron 8 personas por día. Eso significa que dedicar una semana a la seguridad vial no es suficiente y produce pésimos resultados. En consecuencia, hay que extender su alcance y que abarque un periodo mayor, sin pérdida de tiempo.