Ley de aborto de Chile debe servir de ejemplo a otros países, según el Times

El artículo del Times afirma que el paso dado en Chile abre una oportunidad para que El Salvador, Haití, Honduras, Nicaragua, República Dominicana y Surinam reexaminen su “cruel, perniciosa y regresiva” política sobre el aborto.

Un grupo  del  Foro Feminista  y diversas organizaciones de mujeres, durante una demostración ante el Congreso dominicano en demanda de que los legisladores aprueben la tres excepciones en la despenalización del aborto.
Un grupo del Foro Feminista y diversas organizaciones de mujeres, durante una demostración ante el Congreso dominicano en demanda de que los legisladores aprueben la tres excepciones en la despenalización del aborto.





Nueva York, 29 de Agosto (EFE).- La recién aprobada ley que despenaliza el aborto en Chile debe servir de ejemplo para otros países de América Latina que aún lo condenan, y con altas tasas de mortalidad materna, señala hoy un artículo de opinión del New York Times.

El artículo “Cómo hizo Chile para terminar con su draconiana prohibición de aborto”, por José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch y la abogada Verónica Undurraga, profesora de derecho constitucional en Universidad Adolfo Ibáñez de Chile, repasa los obstáculos que enfrentó la ahora ley.

La legislación, aprobada hace una semana, fue una propuesta de la presidenta Michelle Bachelet en 2015 y despenaliza el aborto sólo si está en riesgo la vida de la mujer o la niña, si el embarazo es el resultado de una violación y si el feto es inviable.

“Fue una victoria notable puesto que Chile tenía una de las legislaciones más duras sobre aborto en todo el mundo”, y que finalmente se logró cuando el Tribunal Constitucional rechazó las demandas de los conservadores que se oponían, liderados por la Iglesia católica, señala el artículo.

Destaca cómo quienes la apoyaron lograron superar los obstáculos pese a que “la victoria parecía improbable”.

Entre esos obstáculos recuerda cómo el Tribunal Constitucional había prohibido en 2008 la anticoncepción de emergencia y que la Constitución de Chile, como la de muchos otros países, ordena que se proteja la vida, por lo que los opositores estaban seguros de que nunca se aprobaría.

El artículo del Times afirma que el paso dado en Chile abre una oportunidad para que El Salvador, Haití, Honduras, Nicaragua, República Dominicana y Surinam reexaminen su “cruel, perniciosa y regresiva” política sobre el aborto.  

En el artículo se considera que es un paso prioritario que deberían tomar esos países debido a su alta tasa de mortalidad de mujeres que se someten a abortos, y que además de poner en riesgo su vida enfrentan miseria, violencia y la debilidad de los sistemas judiciales de sus países.

El artículo cita como ejemplo el caso de una niña de diez años salvadoreña con discapacidad mental que fue violada y tuvo que llevar a término su embarazo.   Afirma que la experiencia de Chile puede ser un ejemplo sobre cómo derogar las legislaciones que en pleno siglo XXI impiden que las mujeres y niñas interrumpan embarazos que las someten a situaciones tan trágicas.  

En el proceso que se siguió en el país se escucharon las voces de expertos y organismos internacionales.   Uno de los intensos debates giró en torno a la posición de quienes apoyaban la propuesta que buscaba dejar sin bases el principal argumento de los opositores, que se sustentaba, como en otros países, en el presunto derecho absoluto a la vida del feto, indican los autores.

“Reconocimos el valor de la vida prenatal, pero sostuvimos que penalizar el aborto en todos los supuestos es una medida efectista aunque ineficaz para impedir abortos, a diferencia de otras medidas que atienden las necesidades de las mujeres, como ofrecer guarderías y prevenir la violencia de género”, señala los autores.   El estigma del aborto fue otro reto que enfrentaron activistas y organizaciones.

“La sociedad civil le puso rostros a las historias de las mujeres para reflejar la injusticia que significaba tratarlas como delincuentes”, indica y destaca que a partir de ese esfuerzo, abrió el debate para que el tema se discuta en familias y medios de comunicación.

El artículo en el rotativo neoyorquino reconoce que “todavía queda mucho por hacer” porque aún, pese a la legislación, la mujer enfrenta obstáculos “indebidos” para acceder al aborto legal.

El Gobierno de Chile informó hoy de que trabaja en elaborar el reglamento que regulará la puesta en marcha de la ley, que será promulgada en septiembre.

Publicidad
Publicidad