Domingo, 23 de septiembre, 2018 | 3:58 am

Draco Rosa recibe uno de los honores más grandes tras vencer al cáncer

Rosa, de 47 años y quien no cuenta con ningún grado universitario, recibió la distinción de la USC en el Centro de Convenciones de San Juan en reconocimiento a su destacada trayectoria internacional como artista, compositor, músico, empresario y filántropo.
Rosa, de 47 años y quien no cuenta con ningún grado universitario, recibió la distinción de la USC en el Centro de Convenciones de San Juan en reconocimiento a su destacada trayectoria internacional como artista, compositor, músico, empresario y filántropo.


San Juan.-El artista puertorriqueño Draco Rosa recibió hoy el grado de doctor honoris causa de la sanjuanera Universidad del Sagrado Corazón (USC), y cuya distinción describió como una de las más grandes e importantes de su vida.

“Este doctorado es uno de los honores más grandes que he recibido”, expresó el galardonado cantautor durante su mensaje a los 1.164 estudiantes que se graduaron, y luego de recibir su honoris causa en Humanidades y Administración de Empresas por el presidente de la USC, Gilberto Marxuach Torrós.

Rosa, de 47 años y quien no cuenta con ningún grado universitario, recibió la distinción de la USC en el Centro de Convenciones de San Juan en reconocimiento a su destacada trayectoria internacional como artista, compositor, músico, empresario y filántropo.

Durante su mensaje, que siguió a una interpretación de su tema “Paraíso prometido” por una agrupación de jóvenes músicos y cantantes, Rosa reflexionó sobre cuando su vida “era entonces un péndulo entre la oscuridad que me acechaba”, en el año 2010, cuando fue diagnosticado de cáncer.

“Las estadísticas me llevaron a encontrarme con la ‘blanca mujer’ que tanto le temía”, dijo Rosa en referente a una de sus canciones más emblemáticas, además de los éxitos de Ricky Martin, como “María”, “Livin’ la vida loca” y “La Copa de la vida”.

“Y créanme, una cosa es escribir de ella y otra es sentirla”, prosiguió Rosa tras quedar compungido por el momento, para entonces agradecer a su “ejército de ángeles”, integrado por su familia, médicos, enfermeras, músicos y artistas, quienes “fueron el primer bálsamo de esperanza ante la desesperanza”.

“Y por eso anduve frente a un bosque de esqueletos y dudas. Aquel bosque no tenía salida, hasta que una puerta se abrió y se llenó de vida. Aquella puerta me condujo a Dios. Y a pesar de todo, sentí mucha salud. Así, de la mano del Creador, hoy tengo un cuerpo sano. Soy puertorriqueño músico y sobreviviente de cáncer”, abundó.

Por ello mismo, el también padre de Revel y Redamo y esposo de la cineasta Ángela Alvarado, admitió que su música, “de ahora en adelante solo será a que sirva a Dios, a la patria y al prójimo”.

 Y como agradecimiento estar sano, Rosa ha promovido la Fundación Vox Forte Alliance, entidad establecida para ayudar a pacientes de cáncer en Puerto Rico que necesitan un trasplante de médula ósea.

“Hoy, al recibir sus títulos quedan convocados por la lucha por la vida, a hacer lo difícil y lo extraordinario. En sus caminos habrán momentos sombríos, fracasos y dolor, pero con miras al éxito verdadero. Solo fracasa el que no lucha y que de la mano de Dios es imposible no triunfar”, aseveró.

“Los invito a derribar todos su miedos. Sepan que quien no cambia el mundo, está muriendo. Y con respecto a la situación del país, ustedes son el camino a la solución. Fuerza a la vida, fuerza a la vida, fuerza a la vida”, sentenció el artista.