Martes, 13 de noviembre, 2018 | 9:36 am

Caamaño Deñó, un  hombre que dejó hasta su familia por la patria    

http://eldia.com.do/image/article/142/460x390/0/3834D38F-2771-48B9-87C4-465EA92B51D0.jpeg


Santo Domingo.-Desde muy pequeño el extinto coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó mostró su amor por la patria y por el prójimo, tanto así que desde los 8 años tomaba alimentos de la despensa de su casa para dársela a sus amiguitos cuando tenían hambre.

De acuerdo a su viuda, María Paula Acevedo, el  líder de la Revolución de Abril de  1965 pensaba primero en el prójimo y luego en él. 

Y eso fue así que hasta dio su vida por los intereses de la patria dominicana, cuando el 3 febrero de 1973  desembarcó en la playa Caracoles con un grupo de nueve hombres, en una expedición armada cuyo objetivo era derrocar el gobierno de Joaquín Balaguer, que se había hecho en extremo impopular.

Trece días después, el 16 de febrero del año  1973, fue asesinado en Nizaíto, San José de Ocoa, junto a Heberto G. Lalane José y Alfredo Pérez Vargas.

No hay otro igual…

“Si lo fuera a definir, yo pienso que sobre la tierra de la República Dominicana, en la actualidad, no hay un hombre más grande que el coronel Francisco Alberto Caamaño, porque ofrendó lo más hermoso que uno tiene: su vida, por esta patria, por su Quisqueya, por su pueblo”, dice la viuda de  Caamaño Deñó.

Y no es para menos,  pues en 1964,    Francisco Alberto  se unió a la conspiración dirigida por el coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, que aspiraba a derrocar el régimen de Donald Reid Cabral y restaurar el orden constitucional.

Luego,  al iniciarse la revuelta militar de abril de 1965, Caamaño Deñó emergió como héroe principal cuando hizo frente a los invasores norteamericanos que mancillaron el honor de la patria dominicana.

Nunca lo pensó

La viuda de Caamaño cuenta que él nunca pensó que sería el jefe de la Revolución de Abril, sino un luchador más.

Cuando inició la Revolución, las palabras del “héroe nacional” a su esposa fueron: “Ya es hora, lo único que te pido es que no te tires a la calle, cuida a mis hijos, que serán el futuro de la República Dominicana”, narra la viuda de Caamaño.

En mayo de  1965, Caamaño Deñó fue elegido presidente constitucional, y abandonó el mando  en beneficio de Héctor García Godoy, quien, al frente de un gobierno provisional, preparó la cita electoral de 1966, en la que resultaría elegido Joaquín Balaguer.

Caamaño salió del país como agregado militar en Londres, tal y como sucedió con  otros militares constitucionalistas y del bando contrario que partieron hacia diversos destinos.

En  el año 1967  abandonó el cargo diplomático y voló  a Cuba para recibir entrenamiento guerrillero.

En la isla organizó los llamados Comandos de Resistencia para combatir el régimen del extinto presidente del partido reformista,  Joaquín Balaguer, a quien consideraba heredero del dictador Rafael Leónidas Trujillo

Nacimiento

El líder de la Revolución de Abril de  1965 nació en Santo Domingo, el 11 junio de 1932. Tras ingresar en la Marina de Guerra en 1949 y finalizar sus estudios navales en 1952, realizó diversos cursos de capacitación en Estados Unidos y Panamá.

Caamaño Deñó fue un hombre con una personalidad firme y decidida.

“Esa figura de líder fue que llevó a Caamaño al frente de la Revolución de Abril, y eso fue suficiente para declararlo como héroe nacional”, asegura el director del Panteón de la Patria, José Del Monte.

Exaltado

Al cumplirse hoy 48 años de la Revolución de Abril, todo está listo en el Panteón de la Patria para que la figura de Francisco Alberto sea exaltada como “héroe nacional”, durante un acto solemne encabezado por el presidente Danilo Medina.

José del Monte explicó que tienen un nicho reservado para el fenecido coronel con una lápida que dice “A la espera de sus restos”.

Dijo que por el momento será un cenotafio, pues los restos de Caamaño no serán trasladados al Panteón hasta que no se determine la prueba del ADN.

 “Nosotros estamos confiados en que esos restos sí son de  Francisco”, dijo la viuda.

Actos militares en honor al héroe nacional

La Comisión Oficial de Exaltación de la figura de Caamaño Deñó estableció  que el coronel Caamaño será exaltado el 24 de abril, dando pleno cumplimiento a lo establecido por el Congreso Nacional de República Dominicana en la Ley 4-13 del 15 de febrero del presente año.

Dentro del acto de exaltación del   líder de la Revolución de Abril de 1965 se realizarán los actos militares y civiles conforme al protocolo que está    establecido para la ocasión.

También se leerá una semblanza del extinto coronel  Caamaño Deñó y el presidente Danilo Medina depositará una ofrenda floral en el Panteón de la Patria.

 Asimismo, lanzarán tres ráfagas de fusilería que se les hace a los militares.

Ayer la lápida de Francisco Alberto estaba cubierta con una bandera nacional a la espera de que el presidente  Medina   devele la misma.

La actividad está pautada para hoy a las 11 a. m., en donde   estarán  presentes los hijos del coronel.