Waldo, el aguerrido

Waldo, el aguerrido

Waldo, el aguerrido

Waldo Ariel Suero debe de ser el dirigente gremial de más profundo arraigo con que cuenta organización alguna profesional, económica o de sudor en el país.

La primera vez que accedió a la dirección del gremio de los médicos fue hace 26 años como presidente de la Asociación Médica Dominicana, la entonces AMD, que junto con la ADP de aquellos días formaba el temible dúo de organizaciones de las que debía cuidarse cualquier gobierno por su perfil marcadamente sindical, contrario al de estos tiempos, que es más bien profesional y como consecuencia muchas veces encontrado con los intereses de la parte de la población que busca en los hospitales públicos y privados alivio a sus dolores.

Los intereses
Desde el año 98 del siglo pasado hasta el 23 de este siglo, Waldo ha sido el líder electoral de los médicos en cinco oportunidades y sus luchas solían estar orientadas contra los gobiernos y la gente lo seguía aunque la perjudicara. Esto ha cambiado, porque ahora el CMD es un gremio de clase media y a quienes afectan sus paros, también.