Sábado, 20 de julio, 2019 | 3:42 pm

Verdad, justicia y honestidad



El periodismo moderno, el que responde a las exigencias de la sociedad actual, se cimenta en tres pilares fundamentales: la veracidad, la justicia y la honestidad.

La denominada “posverdad” no es más que una forma elegante con que se denomina la utilización de los medios modernos y clásicos para difundir mentiras y ha hecho que los lectores (de cualquier formato) tengan dudas permanentes sobre las informaciones que reciben.

Los medios que se apegan a la verdad reciben el reconocimiento y el respeto del público.

La verdad tiene muchas aristas, pero la mentira tiene solo una.

Las posiciones ideológicas o materiales tienen que ser sustentadas en la verdad. Lo contrario sería engaño.

La búsqueda de la justicia, del bien común, constituye uno de los objetivos de cualquier medio que quiera contribuir a la construcción de una mejor sociedad.

Por eso, las acciones periodísticas están llamadas a tener este pilar presente en cada acción.

La Justicia, en el sentido amplio, no solo se aplica a quienes violentan las leyes convencionales, sino a aquellas situaciones que provocan pobreza, atropello, violaciones de derechos, sufrimiento e inequidad.

Solo las personas honestas pueden conducirse con firmeza por el camino de la justicia y la verdad. Las posiciones que asume el periodista, aunque sean las correctas, pierden efectividad cuando se violentan las normas éticas o cuando son motivadas por búsqueda de beneficios personales, no el bien colectivo.

La verdad, la justicia y la honestidad son tres pilares sobre los que se cimenta el periodismo que requiere nuestra sociedad.