Domingo, 21 de abril, 2019 | 10:01 pm

Un arma nueva contra el cáncer de próstata

Enzalutamide, antes de la quimioterapia, consigue bloquear los andrógenos

26VE 36,p01


Santo Domingo.-Los avances en terapias y fármacos contra cáncer de próstata han permitido salvar vidas y mejorar la calidad de vida en pacientes más catastróficos.

Les dejamos aquí una buena nueva sobre un nuevo fármaco contra la metástasis, material reproducido por el científico y oncólogo dominicano Alexis Yadil Ramírez.

Un estudio internacional confirma la efectividad de un nuevo medicamento que puede recudir en un 81% la progresión de la metástasis, lo que significa que frenaría la necesidad de tratamiento.

La investigación se ha hecho sobre 1,717 pacientes con cáncer de próstata metastásico, a los que el tradicional tratamiento hormonal ya no les sirve.

Demostraciones

El estudio demuestra que el uso del llamado enzalutamide antes de la quimioterapia consigue bloquear los andrógenos, que son las hormonas que favorecen el crecimiento de este cáncer, y permite retrasar el inicio de este tratamiento hasta 28 meses.

Los pacientes a los que se administró este fármaco tenían una supervivencia de 12 meses antes de 2004 y ahora llega a los 4 años. Entre sus grandes ventajas está su baja toxicidad, que prácticamente no genera efectos secundarios en el paciente.

“Se tolera muy bien y únicamente puede dar fatiga e hipertensión”, destaca el doctor Joan Carles, jefe del programa de tumores genitourinarios del Instituto de Oncología Vall d’Hebron de España.

Varios usos

Señala que este fármaco puede ayudar también a pacientes con el PSA demasiado alto. Las investigaciones tienen que seguir validando su efectividad y, a un largo plazo, la ciencia tiene que avanzar en fármacos más personalizados que puedan dar respuesta a varios campos afectados, no solo a los andrógenos.

Este fármaco se administra mediante una dosis diaria por vía oral, en formato de 4 comprimidos. Sus resultados han aparecido publicados en la prestigiosa revista técnica The New England Journal of Medicine.