Jueves, 23 de mayo, 2019 | 5:38 am

Tensión con Cataluña afecta a toda España

“Ninguna corte nos cortará las alas”, afirmó Arturo Mas

SPAIN-CATALONIA-STUDENTS-DEMO-REFERENDA


Bloomberg News.-El presidente catalán, Arturo Mas, que cuenta con el respaldo de los dos tercios de los legisladores de la región, desafía las órdenes del más alto tribunal de España y avanza con una votación sobre la independencia para el 9 de noviembre.

La situación llevó la semana pasada la brecha entre los rendimientos de los bonos alemanes y españoles al mayor nivel desde que Escocia votó a favor de permanecer en Gran Bretaña.

“Los inversores tienen en cuenta el riesgo de inestabilidad política en Cataluña”, dijo Francesco Marani, un operador de renta fija de Auriga Global Investors SA en Madrid que negocia deuda gubernamental y regional. “El tema de la independencia ya ha afectado la economía española, y no ha terminado”.

La economía de España pierde fuerza en el marco de una desaceleración de sus socios comerciales europeos.

La incertidumbre respecto del futuro de Cataluña, cuya contribución a la economía española duplica el aporte de Escocia a Gran Bretaña, corre el riesgo de afectar la inversión, así como de elevar los costos crediticios y distraer a los políticos de la tarea de reducir un índice de desempleo de 24 por ciento.

“Impulsar el crecimiento exige una combinación de políticas más ambiciosas en tanto la tensión respecto de Cataluña puede prolongarse meses, talvez hasta las próximas elecciones generales, lo que afectaría la confianza y la inversión”, dijo Frederik Ducrozet, un economista de Crédit Agricole CIB en París.

Los cuatro años de gestión de Rajoy finalizan a fin del año próximo.

El rendimiento adicional que los inversores exigen para prestarle a España durante 10 años en lugar de a Alemania era de 118 puntos básicos el 3 de octubre, en comparación con 111,4 puntos básicos del 5 de septiembre. Analistas de UBS AG pronostican que el diferencial podría ampliarse a 170 puntos básicos en los próximos meses.

“Ahora es cuando comienza la incertidumbre”, dijo Justin Knight, un estratega de tasas europeas en Londres de UBS, en una entrevista telefónica luego de que la Corte Constitucional declarara ilegal la votación la semana pasada.

A pesar del fallo, una encuesta que el gobierno catalán encargó y luego difundió el 3 de octubre, indicó que el 71 por ciento de los catalanes quiere que se realice la votación sobre la independencia el mes próximo.

Miles de personas se volcaron a las calles de Barcelona el 30 de septiembre a pesar de la lluvia después de que la corte prohibiera la votación e instaron a Mas a cumplir su promesa de permitir que los catalanes decidan su situación en España.

“Mas: ¡Ni un paso atrás!” gritó a través de un megáfono un manifestante en la plaza Sant Jaume, sede de las oficinas gubernamentales locales y regionales. “Ninguna corte nos cortará las alas”, afirmó otro.