Primera universidad

Primera universidad

Primera universidad

David Álvarez Martín

Justo un año antes de la llegada de Geraldini, 1519, los dominicos establecieron los primeros Estudios Generales en el nuevo mundo que serviría como fundamento para la erección de la primera universidad, la Universidad Santo Tomás de Aquino, que fue creada mediante la Bula In Apostolatus Culmine expedida el 28 de octubre de 1538 por el Papa Paulo III, por tanto, era una universidad pontificia. Esa universidad cerró en 1801 al abandonar los dominicos la isla.

La segunda universidad creada en América fue en Lima, Perú, en 1551, por Real Cédula, valga decir una universidad estatal, pero basada en unos Estudios Generales que tenían los dominicos en Perú desde 1548. Lo que hoy conocemos como Universidad Autónoma de Santo Domingo se fundó en 1866 con el nombre de Instituto Profesional, un año posterior a la salida de los españoles luego de la Restauración. Luego fue refundada en 1914 con el nombre de Universidad de Santo Domingo. El 31 de diciembre de 1961 el Dr. Balaguer le concedió la autonomía y por tanto el nombre actual.

Previo a la llegada de Geraldini a la Isla de La Española tuvimos un primer estudio etnográfico que procuraba entender la cultura y las creencias de los tainos gracias al esfuerzo de Fray Ramón Pané. Fue, con sus limitaciones evidentes, la voz de los Tainos en este proceso histórico que en breve tiempo condujo a su exterminio.

El segundo relato es el esfuerzo de legitimar religiosamente la conquista y dominio de los españoles sobre el pueblo taino que habitaba en la isla, emulando el relato de Covadonga. Y tercero una defensa de la integridad de los seres humanos al margen de sus creencias o sometimiento a un monarca, producido por los dominicos.

Este sermón fue el primer caso en que una experiencia ocurrida en el Nuevo Mundo se dirigió a Europa e impactó en la creación de leyes y teorías filosóficas y políticas. Si el segundo relato es netamente una visión medieval, el primero y el tercero es parte de los fundamentos del mundo moderno.

La Española, o su nombre indígena Haití, y que luego los cartógrafos militares norteamericanos en la primera ocupación de 1916 designaron Hispaniola, en los cinco lustros previos a la llegada de su primer obispo residente para la Diócesis de Santo Domingo, gestó su propio acervo intelectual en la conflictiva transición de la feudalidad a la modernidad y fundó las bases de su primera universidad.



Avatar

El Día

Etiquetas

Noticias Relacionadas