Martes, 15 de octubre, 2019 | 1:50 am

Policía no está segura de participación de joven en asesinato de niño en El Valiente

El cadáver del infante será sepultado éste viernes a las tres de la tarde en el cementerio Campo Lindo del municipio La Caleta.
El cadáver del infante será sepultado éste viernes a las tres de la tarde en el cementerio Campo Lindo del municipio La Caleta.


*Por Brenda Féliz

SANTO DOMINGO.-La Policía Nacional informó que aún no tiene certeza de la participación de Maycol Bautista en el asesinato del niño Ransel Ariza ocurrida en el sector El Valiente, Boca Chica.

Bautista se entregó anoche, acompañado de comunitarios, en la Unidad de Investigación de homicidios de la Policía de Boca Chica, porque era perseguido por el crimen.

No obstante,  la Policía explicó que aún no tiene pruebas suficientes que lo impliquen en el hecho y que sigue las investigaciones.

“Hay una persona detenida, otra que se presume participó y se está trabajando en la búsqueda de ese individuo. Todas las personas que han salido a relucir durante las investigaciones han sido requeridas y hay que esperar a ver su grado de responsabilidad para proceder”, dijo el vocero de la Policía, Frank Féliz Durán Mejía.

Lea también: Niño fue baleado mientras tomaba leche 

El cadáver del infante será sepultado éste viernes a las tres de la tarde en el cementerio Campo Lindo del municipio La Caleta.

Se recuerda que el occiso de apenas tres años de edad fue ultimado por delincuentes cuando se encontraba sentado en la galería de su casa tomando leche y viendo muñequitos junto a su madre, Sarah de los Santos.

Santa Paniagua, otra víctima de los delincuentes, narró que la bala que mató al niño fue hecha cuando los antisociales intentaban huir.

El padre del niño, Edgar Ariza, se había marchado a Estados Unidos horas antes del suceso y pudo regresar en la madrugada de este viernes para poder darle el último adiós a su pequeño.

Desconsolado y triste, Ariza, sólo podía asentir con la cabeza a las preguntas de los periodistas, mientras que la madre del infante no ha podido contener el llanto y la desesperanza que siente su corazón desde el pasado miércoles.