Martes, 22 de octubre, 2019 | 1:17 am

Niño fue baleado mientras tomaba leche

Suceso. Se entregó anoche un hombre que era perseguido por hecho. Denuncia. Residentes El Valiente aseguran delincuencia no da tregua.

Silla en la que estaba sentado el infante presenta  agujero dejado por la bala.  Elieser Tapia
Silla en la que estaba sentado el infante presenta agujero dejado por la bala. Elieser Tapia


SANTO DOMINGO.-“Tú no te puedes ir mi niño, mi único hijo, ay Dios”, repetía desconsolada Sarah de los Santos, madre del infante muerto a manos de dos asaltantes en el sector El Valiente, municipio Santo Domingo Este.

Ransel Ariza, quien había cumplido el pasado día 10 tres años de edad, fue alcanzado por una bala cuando se encontraba sentado en su pequeña silla azul tomando leche junto a su madre, frente a su residencia, ubicada en la calle 21 del referido sector.

“Ellos nos quitaron los celulares y nos amenazaron con una pistola para que no gritemos, luego ellos se dirigieron hacia la casa de Ransel, donde un grupo de personas compartía, y ahí fue cuando le advertí a mi hermano que eran atracadores”, dijo.

“En ese momento ellos intentaron repelerlos, pero estos realizaron tres disparos para poder escapar, impactando al pequeño”, narró Santa Paniagua, víctima de los delincuentes.

Horas antes del suceso Edgar Ariza, padre del pequeño, se despidió de él previo a viajar a los Estados Unidos, sin embargo tiene contemplado regresar hoy para participar en su velatorio.

Tras haber cometido el hecho, los desconocidos asaltaron a otra persona en otra calle del mismo sector, dijo una de las presentes en el velatorio.

En tanto, el vocero de la Policía, coronel Frank Féliz Durán Mejía, informó que fue identificado uno de los dos individuos que participaron en la muerte del pequeño.

Durán Mejía no ofreció el nombre de la persona, pero explicó que las unidades investigativas trabajan en su captura.

Persecución

— Entregado a PN
Se entregó a la Policía en Boca Chica un hombre que es implicado en la muerte del niño. Maycol Bautista fue llevado al canal local Boca Chica Tv3 por dirigentes comunitarios, ya que era perseguido.