Miércoles, 18 de septiembre, 2019 | 11:20 am

Parques que liberan presión al medio urbano

Revitalización. Devuelven al río espacios que les pertenecen y mejoran imagen urbana. Ventajas. Conjugan una amplia biodiversidad porque el arborado atrae aves y otras especies.

La solución de La Barquita dotará de muelles y garantizará el vínculo navegable (por el río) por la vieja.
La solución de La Barquita dotará de muelles y garantizará el vínculo navegable (por el río) por la vieja.


SANTO DOMINGO.-Los parques ecológicos fluviales o corredores verdes representan un espacio de recreación y amortiguamiento, que libera presión al medio urbano y mejora la percepción paisajística de algunas comunidades.

Estos ofrecen importantes ventajas medioambietales dada la biodiversidad que en ellos se conjugan, al tiempo de ser una oportunidad de recreación para el público, que además de disfrutar el aire limpio y fresco que allí se percibe, pues son lugares que permiten caminar, ejercitarse, montar bicicleta y, en ocasiones, hacer recorridos en botes de un punto a otro.

“Consisten en respuestas ambientales y de planificación sobre el territorio que, por naturaleza le corresponde a un río, pero que, por el nivel de sus aguas, pueden no ser considerado como terreno del mismo”, explicó Jesús Díaz Feliz, encargado de asuntos urbanos de la Unidad Ejecutora para la Readecuación de La Barquita & Entornos (URBE).

Modelo RD
En el mundo existen muchos parques de este tipo y en el caso local la URBE viene desarrollando el Parque Ecológico La Barquita, que es una acción integral sobre el cambio de uso de la cuenca del Ozama en Santo Domingo Este, antes ocupada de manera informal por familias que fueron trasladadas al proyecto habitacional La Nueva Barquita, y que procura devolver la calidad ambiental y la legalidad de los suelos inundables.

De acuerdo con Patricia Cuevas, coordinadora de URBE con esta obra, que lleva un avance de un 70% aspiran crear un modelo de actuación sobre el territorio para su reordenamiento, replicable en los demás territorios comprometidos por la vulnerabilidad humana no sólo en la cuenca del Ozama ni en las otras del Gran Santo Domingo, sino en todas las del país.

Igual pretenden que esta iniciativa sea un protocolo de rescate ambiental ejecutable de manera gradual, sistemática y continua que permita preservar la vida de las personas, de los ríos, así como de otros seres vivos de la flora y la fauna.

Particularidades

La principal característica de un parque fluvial es que el mismo es inundable, esto es importante tenerlo en cuenta para comprender su naturalidad, pues dicha característica es la principal a la hora de plantearse las actuaciones, equipamientos y dotaciones que este tendrá pues ninguna de ellas eliminará el comportamiento natural del cauce al momento de recibir grandes precipitaciones, coincidieron Díaz Feliz y Patricia Cuevas.

Esto equivale a que los ríos pueden reclamar y re-ocupar sus espacios cuando quieran, y destacan la importancia de la existencia de un río dentro de un medio urbano, ya que mejora la percepción paisajística del mismo, así como el esparcimiento lúdico y recreativo que la población tiene del entorno fluvial del río.

También ponderan la potencialidad que ofrecen esos parques como vía de comunicación presente o futura.

Hay que tener en cuenta que los parques fluviales son actuaciones que deben lograr objetivos: proteger el río de la población y la población del río.

—1— Mejoras
Saneamiento de cañadas y tratamiento de aguas servidas.

—2— Facilidades
Incluira áreas deportivas, senderos, verja perimetral, parqueos.