Domingo, 20 de octubre, 2019 | 6:57 am

Niños son enjaulados en los albergues de Estados Unidos en la frontera

Oposición. Trump advierte que Estados Unidos no se convertirá en un campo de acogida de refugiados. Balance. En los dos primeros meses de la aplicación de la política “tolerancia cero” 2,000 menores fueron separados de sus padres.

Estados Unidos cuenta  con 100 albergues en 17 estados, donde están recluidos   11 mil  niños.
Estados Unidos cuenta con 100 albergues en 17 estados, donde están recluidos 11 mil niños.


NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS.- El secretario general de la ONU, António Guterres, defendió ayer que los niños “no deben ser traumatizados separándolos de sus padres”, en respuesta a la polémica por la separación de niños en la frontera de Estados Unidos.

En tanto, el Vaticano y México lamentaron cómo los niños “son los que más sufren” por la migración forzada, de acuerdo con las conclusiones de la segunda conferencia entre el Vaticano y México sobre migración internacional realizada la semana pasada.

El protocolo estadounidense prohíbe detener a los niños con sus padres, debido a que los menores no están acusados de un delito, y los padres sí.

Cuando los niños son separados de sus padres en la frontera, estos son entregados al Departamento de Salud y Servicios Humanos, que tiene contrato con 100 albergues en 17 estados, donde actualmente hay más de 11,000 niños alojados en almacenes reconvertidos en centros de detención temporal y, en algunos casos, ubicados dentro de recintos divididos a modo de jaulas.

Uno de ellos es el Estrella del Norte, que hasta la pasada semana acogía a unos 280 niños, 70 de ellos menores de 13 años.

Intolerancia de Trump

La política de “tolerancia cero” anunciada en mayo pasado por la Administración del presidente Donald Trump, y que ha supuesto ya la separación de unos 2,000 niños migrantes de sus padres tras ser detenidos en la frontera, tiene un efecto devastador en los menores.

Los niños sufren un “triple trauma”- el primero es dejar su país de origen, después la dura travesía que tienen que enfrentar antes de llegar a Estados Unidos y, por último, el ser separados de sus padres.

Al principio los albergues acogían jóvenes adolescentes entre 12 y 17 años, quienes llegaron por su propia cuenta.

—1— Los niños
Con la política de “tolerancia cero” comenzaron a llegar niños más pequeños, algunos incluso de 4 y 5 años.
—2— Críticas
El presidente estadounidense Donald Trump se encuentra bajo duras críticas por su política de separar a los menores de sus padres.
—3— Reclusión
Hay 11,000 niños alojados en albergues.