Domingo, 26 de mayo, 2019 | 9:02 am

Lo que subyace tras propuesta del muro



La idea de la construcción de un muro en la frontera con Haití realmente representa una expresión de la inconformidad de una parte importante de la población con el control migratorio por parte de las autoridades dominicanas.

La propuesta de construcción de un muro es un llamado de atención por el desinterés que muestran las autoridades haitianas en controlar su lado de la frontera.

De igual manera constituye una forma de externar indignación por los ataques contra el país cuando intenta aplicar políticas migratorias como haría cualquier nación.

La propuesta de la construcción del muro también constituye una forma de rebelarse frente a las acciones que buscan desacreditar al país a nivel internacional, con la intención de obligarlo a asumir como dominicanos a personas que según nuestro ordenamiento jurídico no lo son.

Con el pedido de construcción de un muro en la frontera se reacciona frente a organismos internacionales que insisten en acusar a República Dominicana de convertir en apátridas a personas que por sangre y la legislación de los países de sus padres les conceden una de manera automática.

La respuesta a esa propuesta de construcción de un muro es diseñar y ejecutar políticas migratorias que respondan al interés nacional, controlar adecuadamente las fronteras y que las entidades internacionales y grupos locales entiendan que República Dominicana no cargará con la pobreza de Haití ni desfigurará su identidad nacional.