Domingo, 21 de julio, 2019 | 4:25 am

Lo dicho por Hipólito



“Yo soy un dirigente respetuoso, que no le pongo trabas a nadie”, así respondió el expresidente Hipólito Mejía cuando fue preguntado sobre la acción de los diputados que lo siguen dentro del Partido Revolucionario Moderno.

Muchos pudieran asumir como imprudente esta reacción del exmandatario, ya que desde hace días que se denuncia que supuestamente ese partido estaría en negociaciones con el sector del presidente Danilo Medina para la reforma de la Constitución.

Lo llamativo es que mientras el PRM ha insistido en que no “participa ni participará” en un acuerdo para la modificación, según su presidente José Ignacio Paliza, no es posible que Mejía decida dejar en libertad a sus diputados para que actúen al margen de las directrices partidarias.

¿Por qué? ¿Será que el proyecto reeleccionista también podría fraccionar al PRM? En medio de esta coyuntura lo correcto es y debe ser que Mejía y los demás líderes exhiban una postura unificada a favor o en contra del cambio constitucional.

Algo huele mal en el PRM.

Los votos dan o no dan

Mientras los promotores de la reelección insisten en decir que tienen la suficiente cantidad de votos para la reforma constitucional, los opositores declaran estar firmes para evitar el proyecto a favor de Medina.