Imprudencia

53

Las autoridades deberán admitir que hay un descontrol en los protocolos establecidospara controlar el Covid-19.

Las pruebas son sencillas: solamente hay que darse una vuelta por la avenida España o por el Malecón de Santo Domingo, básicamente en el parque Eugenio María de Hostos. En estos lugares se pueden observar a los ciudadanos totalmente desprovistos de la seguridad para prevenir el coronavirus. los padres son tan imprudentes que comparten con sus hijos sin mascarillas y sin la distancia requerida.

La gente disfruta sin importar que aún persiste la amenaza del contagio del virus o las cifras que cada día ofrecen las autoridades sobre las defunciones y los contagios.

Es decir, viendo a la gente en estos lugares públicos cualquier puede concluir que ciertament los dominicanos le han perdido el miedo a una posible ola de la pandemia.

¿Tiene el Gobierno culpa de la violación de los protocolos? Según conocidos en la materia, hay un error de las autoridades vender la idea de que todo está bajo control y de que el país está listo para la reapertura gradual o total.

Conciencia
El Gobierno debe trabajar también en motivar a la ciudadanía a acudir a los centros de vacunación cuando corresponde y así lamentar posible propagación del virus.

La semana pasada se vivió la experiencia de que los choferes del transporte de pasajeros no fueron bien orientados por sus sindicatos para que acudieran a inocularse, por cuya razón no hubo el flujo esperado por las autoridades. Hay que motivar la conciencia sobre la urgencia de la vacunación.

-- publicidad --