Sábado, 17 de agosto, 2019 | 9:04 am

Idai: el mortífero ciclón que puede haber provocado “más de 1.000 muertos” en Mozambique, Zimbabue y Malaui

Una mujer en Beira espera tiritando a que lleguen los equipos de rescate, con dificultades para acceder a las zonas afectadas.
Una mujer en Beira espera tiritando a que lleguen los equipos de rescate, con dificultades para acceder a las zonas afectadas.


El número de víctimas mortales por el ciclón Idai que desde el pasado jueves azota el litoral de Mozambique, Zimbabue y Malaui sigue ascendiendo.

“Todo indica que podrían registrarse más de 1.000 muertos“, dijo el presidente mozambiqueño Filipe Nyusi este lunes a una radio local tras haber visitado las zonas más afectadas del país, en las provincias de Sofala y Zambezia.

El número de desaparecidos se teme que supere también el millar.

Las cifras oficiales, sin embargo, hablan de menos de un centenar de víctimas mortales (84), pero el propio Nyusi ha reconocido que el estado de destrucción en el que se encuentra el litoral mozambiqueño hace temer a las autoridades lo peor.

“Esto es un desastre humanitario”, declaró Nyusi. “Hay más de 100.000 personas en riesgo”, a la vez que señaló que había visto cuerpos “flotando” en el agua y “comunidades aisladas”.

Calle en Beira con puestos de la luz destruidos.La cuarta ciudad más grande de Mozambique, Beira, estuvo horas incomunicada y sin suministro eléctrico.

La propia Federación Internacional de la Cruz Roja dijo este martes que el número de muertos en Mozambiquepodría aumentar significativamente dado el tamaño de las áreas (afectadas)“, le contó Caroline Haga, portavoz de la organización, a la agencia de noticias Reuters.

Tampoco desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pueden ofrecer números concretos a la dimensión de la catástrofe.

“No tenemos cifras claras sobre el número de muertos, pero se están sobrevolando grandes áreas que están bajo el agua. Estamos viendo que hay kilómetros y kilómetros de aldeas que se encuentran bajo varios metros de agua“, afirmó Gerald Bourke, del Programa Mundial de Alimentos de la ONU.

Grupo de personas sobre carretera destruida en Zimbabue.Los daños sobre las infraestsructuras han dejado a comunidades aisladas también en Zimbabue.

En Zimbabue, el recuento oficial de víctimas es de 98 personas muertas y más de 200 desaparecidas, según cifras del propio gobierno.

Personas desplazadas por el ciclón en Zimbabue.Idai ha provocado el desplazamiento de centenares de personas que buscan refugio en zonas menos afectadas.

Malawi, también afectado por el ciclón, el número de muertos se mantiene en 56 desde la semana pasada, cuando el gobierno ofreció la última actualización.

Beira, la ciudad destruida

La peor parte del ciclón que el jueves tocó la costa sureste africana con vientos de hasta 177 kilómetros por hora se la ha llevado Beira. Es la cuarta ciudad más importante de Mozambique y su puerto sirve de entrada de mercancías para algunos de los países vecinos desprovistos de litoral.

Con alrededor de 530.000 habitantes, “casi el 90% de Beira está destruida o dañada“, dijo en un comunicado este fin de semana la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Incomunicada y sin luz durante horas tras el paso del ciclón, las autoridades y organizaciones humanitarias tienen dificultades para acceder a la zona y ejecutar las operaciones de rescate y apoyo a la población mientras continúa lloviendo.

Población civil rescatando a heridos y víctimas en Zimbabue.La destrucción de las infraestructuras impide a los equipos de rescate acceder a la población.

“Con la ciudad de Beira aislada por carretera debido a las crecientes inundaciones y los daños extremos a la infraestructura vial en la ciudad, será extremadamente difícil obtener la cantidad de suministros que necesitamos, y también será extremadamente difícil acceder a áreas de fuera de la ciudad que necesiten asistencia”, le dijo a la BBC Gemma Connell, de la agencia de asuntos humanitarios de la ONU en la región.

Los equipos de emergencia se centran ahora en intentar rescatar quienes han logrado sobrevivir, algunos de ellos refugiándose en los tejados de las casas y las copas de los árboles, según muestran las imágenes.

Naciones Unidas estima que hasta un 1,7 millones de personas pueden haberse visto afectadas de forma directa por el paso del ciclón.

Tomado de BBC Mundo