Lunes, 16 de septiembre, 2019 | 4:54 pm

Estafados eran atraídos por buena reputación que tenía ejecutivo de Inversia

Testimonios. Ahorrantes viven incertidumbre, pues con sus inversiones sustentaban su vejez y enfermedad. Condena. La estafa afectó más de 700 personas por 1,215 millones de pesos.

Los abogados Nellys Rivas y Gustavo Biaggi, las víctimas Sofía  Funes, Altagracia Holguín y Glennys Grullón.  José de León
Los abogados Nellys Rivas y Gustavo Biaggi, las víctimas Sofía Funes, Altagracia Holguín y Glennys Grullón. José de León


SANTO DOMINGO.-“Siento como si me clavaran un puñal en el pecho cuando mis hijos se desprenden de altas sumas de dinero para sustentar mi salud y yo sin poder aportar nada, porque perdí todo lo que tenía”.

Así se expresó Sofía Funes, de 74 años, una de las víctimas de la estafa financiera de RD$1,215 millones, por la que fueron condenados a 20 años de cárcel los ejecutivos de Inversia Teófilo Hidalgo Méndez y Michelle Everts.

Invirtieron todo

Funes y Altagracia Holguín, de 63 años, otras de las más de 700 víctimas, tienen en común que ambas invirtieron en Inversia todo el patrimonio que les quedó, luego de someterse a un trasplante de hígado que requerían para vivir.

El ejecutivo de Inversa, Teófilo Hidalgo escoltado.

El ejecutivo de Inversa, Teófilo Hidalgo escoltado.

Como los demás, son personas retiradas que recurrieron al ahorro para sustentar su vejez y enfermedad, pero ahora están obligadas a buscar otra vía de sobrevivencia, como en el caso de Holguín, quien incursionó en el mundo culinario para trabajar.

Referencia de confianza

Coincidieron en que la referencia de confianza y buen nombre del que gozaba Hildago, por ser un alto ejecutivo de la Cervecería Nacional Dominicana, fue la principal razón por la que a “ojos cerrados” entregaron sus recursos.

Esta reputación la conocía muy de cerca Glennys Grullón, de 56 años, otra afectada exempleada de la Cervecería, quien sacaba gran parte de sus regalías pascuales y pago por vacaciones para ahorrar en esa empresa, con el fin de crear un fondo capitalizable para su implante de prótesis de cadera, de la cual se ha intervenido en seis ocasiones.

Grullón manifestó sentir dolor porque ese dinero, unos 602 mil pesos, era una garantía con la que contaba en caso de necesitar una cirugía de emergencia. Todas tienen la esperanza de que recuperarán sus patrimonios.

Abogados

— Un ejemplo
Gustavo Biaggi, abogado que representó a 350 de los ahorrantes, calificó la sentencia contra los ejecutivos de Inversia como un ejemplo que marca un precedentes en los casos de intermediación financiera que aborda la justicia.