El equilibrio de la economía

93

En los sectores económicos, entre economistas y funcionarios ligados al área, hay un gran optimismo por el publicitado aumento de sueldo en el sector privado y su consabido impacto en la economía nacional.

Hay discursos, ríos de informes financieros que se presentan, declaraciones ante la prensa y acciones específicas que se producen con el objetivo de presentar ese aumento prometido como una muestra de que la economía está fortaleciéndose cada día más.

Ese fortalecimiento, como una moneda de doble cara, requiere que la acción se complemente con el aumento de los sueldos del sector público. Una vez se cumpla con este proceso habrá que emprender otras acciones, como el cumplimiento fiel con las asignaciones a los hospitales, la reparación y construcción de nuevos centros de salud, el asfaltado de calles y carreteras, y la construcción de acueductos.

El aumento de sueldo y el proclamado crecimiento económico deben seguir con un plan de acciones coordinadas para que los dominicanos cuenten con un mayor número de plazas de trabajo.

De esa forma nuestro crecimiento económico podrá traducirse en una reducción significativa del sector informal. Además, que ese crecimiento económico incida en el crecimiento de otros renglones de la economía, como constantemente se anuncia. Soñar sería pensar en un aumento general de salario. De todas formas, atender el equilibrio de la economía nacional con un reajuste salarial para el sector público pondría a República Dominicana a vivir en un demandado y eficaz equilibrio económico entres dos sectores que definen el rumbo promisorio del país.

-- publicidad --