“El despegue será difícil por el déficit, pero la prescripción es aumentar el gasto público”

Financiamiento. Manifestó que el país requerirá de fondos frescos provenientes de organismos multilaterales. Optimismo. Considera favorable entorno global.

323
Leonel Fernández habló ampliamente acerca de la situación actual y las ideas para salir adelante. FOTO DE ARCHIVO

SANTO DOMINGO.-A Leonel Fernández en sus tiempos como presidente le tocó enfrentar dos grandes crisis económicas, una de alcance local y la otra a nivel global.

La primera de ellas fue cuando retornó a la Presidencia de la República en 2004 en medio de los efectos por la quiebra de varias instituciones financieras y cuatro años después le tocó enfrentar el deterioro de la economía mundial en el año 2008.

Por tanto, cuando se le pregunta sobre la actual crisis mundial y local creada por la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19, hace acopio de experiencias propias y de otros al analizar el presente y proyectar el futuro.

Plantea con determinación que la actual situación plantea un gran desafío para el nuevo gobierno que deberá inaugurarse el 16 de agosto, pues tendrá que aumentar el gasto público en medio de un déficit fiscal que estima terminará rondando el 9% del Producto Interno Bruto al término de este 2020.

«No hay manera de activar una economía que va a crecer cero si no es sobre la base de aumentar el gasto público», sentencia Leonel Fernández de manera categórica.

En el corto plazo
Pero a pesar del panorama sombrío al corto plazo, su visión es optimista pues entiende que tan cerca como en 2021 ya la economía empezará a activarse porque el entorno mundial será favorable en la medida en que todas las economías estarán aplicando fórmulas para reactivarse.

Señala que el entorno mundial no es adverso sólo para la República Dominicana, sino para todos los países, lo que obligará a que apliquen remedios similares que incluyen aumentar el gasto público para salir adelante.

Sin embargo, insiste en que el próximo gobierno heredará un gran desafío porque recibirá al país en medio del estancamiento de la economía y un proceso inflacionario por la devaluación del peso dominicano.

Combinación peligrosa
«Estamos en momentos de estanflación. Una economía con crecimiento cero y a su vez con una inflación generada por el deslizamiento de la tasa de cambio. En 2004 había devaluación, pero empezó a bajar», indicó el expresidente Fernández.

El también candidato presidencial por el partido La Fuerza del Pueblo y una coalición de aliados fue entrevistado para «Coloquio con los candidatos», del periódico EL DÍA y el programa «Cuentas Claras», de la emisora «La Nota 95.7».

Fernández manifestó que el manejo de la crisis hay que verlo por etapas: la inmediata, que consiste en un gran déficit fiscal y depreciación del peso, mientras que la segunda fase es hacia 2021 en el que entiende podrá registrarse un gran crecimiento de la economía si se reciben los fondos frescos de organismos internacionales para aumentar el gasto público.

Entiende que la situación sería más compleja si se tuviera una crisis nacional con un entorno internacional sólo adverso para la República Dominicana, el cual no es el caso porque la pandemia ha afectado a todas las grandes economía del mundo.

«Nunca antes una pandemia había tenido un alcance tan global», puntualizó.
Consideró que contrario a la gran recesión de 2008, en esta oportunidad hay una gran unidad de criterios que podría facilitar la redinamización de la economía mundial, lo cual beneficia al país.

La fórmula Fernández
«El despegue será difícil por el tema del déficit fiscal grande que tenemos. Ese es el diagnóstico. La prescripción es aumentar el gasto público que solamente podrá hacerse con recursos frescos que puedan venir de organismos multilaterales.

Entender que la solución está en la combinación de lo nacional con lo internacional para que podamos volver a abrir el camino al crecimiento y al desarrollo que sin duda alguna volverá a la República Dominicana», reflexionó el exmandatario.

El exmandatario explicó que esa es la parte que tiene que ver con la dimensión económica, pero señaló que la parte sanitaria debe abordarse con la realización de pruebas masivas para tener un verdadero cuadro de la situación de la pandemia y tomar las medidas.

“Nada sustituye el contacto humano”
Medidas. El expresidente Leonel Fernández entiende que estamos viviendo un proceso electoral inédito que ha obligado a una campaña atípica.

“Nunca hemos tenido una situación como la que atravesamos, donde los candidatos no hemos tenido la posibilidad de interactuar físicamente con los electores», reflexionó.
Explica que una campaña electoral es un proceso de persucación y convencimiento que implica un intercambio físico presencial con los electores que en esta oportunidad no ha sido posible.

“Hemos tenido que apelar a las nuevas tecnologías, a diálogos virtuales. No es lo mismo, pero es la forma que hemos tenido para difundir el mensaje», manifestó.
Calificó como una gran limitación el no poder tener contactos físicos con los votantes, ni tener presencia en las provincias y municipios.

Expresó que las plataformas tecnológicas digitales han sido de gran ayuda, pero añadió que nada sustituye el contacto físico presencial.

-- publicidad --