Viernes, 19 de abril, 2019 | 4:17 pm

El Consejo Estatal del Azúcar busca transparentar institución

Iniciativas. Pedro Mota afirma que trabaja para recuperar credibilidad ética y moral. Han cancelado a 300 por corrupción. Programa. Están enfocados en la recuperación de terrenos invadidos en todo el país y cobrarán a los ocupantes.

Los periodistas German Marte, Dilenni Bonilla y  Senabri Silvestre  junto a Pedro Mota Pacheco, director del CEA. José De León
Los periodistas German Marte, Dilenni Bonilla y Senabri Silvestre junto a Pedro Mota Pacheco, director del CEA. José De León


SANTO DOMINGO.-El Consejo Estatal del Azúcar (CEA) está tratando de transparentar el desorden mayúsculo que encontró con el manejo de los terrenos de esa entidad, en la que predominaban las invasiones y venta de manera descontrolada.

Pedro Mota Pacheco, director del CEA, destacó que a raíz de la capitalización de los ingenios estatales y de la aparición de la inmobiliaria, a partir de 2012, se produjo una fiebre de tierras en el país, donde todo el mundo comenzó a ocuparlas y venderlas.

“Yo nunca hubiera vendido los terrenos del CEA, esa fue una de las decisiones más malas que se han tomado con los bienes del país”, lamentó.

Pedro Mota, director del CEA.

Pedro Mota, director del CEA.

Indicó que con esa acción se beneficiaron desde funcionarios hasta secretarias, quienes trataban de sacar provecho de cualquier proceso que un ciudadano realizara en la institución.

Señaló que desde su llegada al Consejo Estatal del Azúcar han estado inmersos en el saneamiento de prácticas delictivas de los empleados de la institución y en la agilización de los procesos de titulación de terrenos de las personas que habían realizado solicitudes previas a la detención de venta de los terrenos del CEA, tras los escándalos de corrupción.

Por esa actividad delictiva han cancelado más de 300 empleados del CEA a los que les encontraron pruebas de que incurrieron en actos de corrupción, expresó el funcionario.

En ese sentido, Mota Pacheco reveló que la institución sigue pagando la consecuencia de una mala administración, a tal punto que han tenido que saldar deudas a un promedio de 150 personas que fueron estafadas por doble venta de terrenos por las que se les ha tenido que devolver más de 200 millones de pesos.

“Eso da transparencia y transformación en la conducta ética del Consejo Estatal de la Azúcar.

“Hoy tenemos una institución confiable que resuelve y da tranquilidad a todas las personas que han adquirido terrenos del CEA”, expuso.

Recuperación terrenos

El funcionario sostuvo que han recuperado parte de los terrenos invadidos y se está mejorando la calidad de vida de los residentes en los bateyes. Detalló que hasta la fecha han recuperado más de 100 mil tareas de tierra que estaban invadidas.

Dijo que el CEA posee más de cuatro millones de tareas de tierra. De esas, más de 500 mil están rentadas a productores de azúcar del sector privado y a terceros, 100 mil están siendo usadas en el proyecto de ganado del Ceagana, 50 mil en la producción de azúcar y 50 mil en proyectos agrícolas.

De la renta de terrenos el CEA recibe cada año entre 200 o 300 millones de pesos, aunque en algunos casos se le ha hecho difícil cobrar por rentas viejas, dijo Mota Pacheco, ya que muchos se negaban a saldar sus deudas.
“A pocos les gusta pagar por el desorden que existía en esa institución”, señaló.

Consideró que esas acciones han dado un impulso a la industria azucarera, al destacar que luego de llegar al CEA se han pagado a los suplidores más de 300 millones de pesos, deudas que tenían más de 10 años.

“También hemos pagado demandas laborales de más de 200 millones de pesos en desahucios a ex- empleados”, sostuvo.

Administración bienes

Mota Pacheco informó que una comisión evaluadora de terrenos está haciendo un saneamiento y evaluación de los espacios urbanísticos que fueron ocupados por invasores. Esa comisión, al concluir ese levantamiento, procederá en solicitar a las personas que poseen casas en terrenos del CEA a que paguen al Estado.

“Cada vez que un pueblo crecía, lo hacía en los terrenos del CEA a través de invasiones pacíficas en los campos de caña. El 80% de los terrenos urbanísticos del país son del CEA”, manifestó Mota Pacheco.

Enfatizó que la institución tiene instrucciones de depurar todo eso y cobrarle a cada dueño de vivienda por los terrenos y, a la vez, entregarle el título.

Procesos legalización

Mota Pacheco sustentó que los reglamentos que normalizan el programa de la inmobiliaria para la obtención de títulos de propiedad de los terrenos del CEA son rígidos, al aclarar que lo que produjo en entaponamiento en las solicitudes de titulación fue que muchos procesos fueron violentados.

Explicó que para obtener un título de propiedad del CEA es necesario realizar una primera tasación, que es pública, luego una privada, y con esos dos valores se obtiene el costo final del terreno.

“Eso hace que la tierra más costosa sea la del CEA y el proceso de conseguir un título se convierta en una odisea”, puntualizó el funcionario.

En tal sentido, Mota Pacheco expresó que en el Consejo Estatal del Azúcar están mejorando los procesos, para que sean más transparentes y ágiles, y no se tolera el pago por ningún servicio.

Una vida en la caña

Los anhelos de Pedro Mota Pacheco de estimular cambios en el CEA y la industria del azúcar no son fortuitos, estos han sido incentivados desde la niñez por sus padres.

Mota Pacheco cuenta que desde su infancia se involucró con esa actividad económica y aun recuerda los días en los que sembraba y cortaba caña junto a su padre.

Destacó que gracias a las orientaciones de su familia, basadas en buenos valores, principios cristianos y formación política y profesional ha adquirido conocimientos gerenciales para ocupar posiciones a nivel público y privado.

Personaje

Nombre:Pedro Mota Pacheco
Cargo: Director del CEA.

Trayectoria:
Mota Pacheco incursionó en la industria azucarera en la parte gerencial en 1975. Fue miembro del Consejo de la Empresa Distribuidora de Electricidad del Este, director regional del Instituto Nacional de Aguas Potables y gobernador de San Pedro de Macorís.