El 2020, otro año en rojo para los pensionados/jubilados de las leyes 379-81 y 1896-48

38
Héctor González Vargas

Por: Ing. Héctor González Vargas

El 3 de enero del 2020 publicamos un trabajo: “Evaluación durante el 2019 del sector envejecientes: pensionados y jubilados en RD”, en el prestigioso periódico EL DIA, donde señalamos la débil protección social en R.D. en este sector de envejecientes. También reflejamos el monto de la pensión respecto al último salario devengado por la persona, lo que se denomina “tasa de reemplazo”, es muy baja, lo cual significa una reducción drástica de los ingresos para la persona jubilada. Con relación a lo establecido en la Ley 87-01 en su ART.43 en su literal A.

A pesar de que en el 2020 este sector era 26.5% en el electorado, para los pensionados/jubilados el 2020 fue el peor año ya que la promesa del ministerio de Hacienda de aplicar la indexación no se cumplió y peor porque al finalizar su gestión en el mes de julio 2020 al cobrar su salario, reciben un descuento abusivo y criminal a través del ministerio de Hacienda, que investigando el motivo de dicho descuento quien ordena eso es La Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril) que emitió la resolución 221-2019, que regula varios aspectos sobre los Planes Especiales de Servicios de Salud para Pensionados y Jubilados del sector salud, Fuerzas Armadas y del Estado. Dicho descuentos sorpresivos oscilan entre RD$2000.00.3000.00,4000.00,hasta RD$8000.00,ETC.

Este panorama refleja que cada año que se va y cada año nuevo este sector de envejecientes pensionados/jubilados representa malas huellas y experiencias, en la República Dominicana, en términos de garantizar a la persona envejeciente el ejercicio real de sus derechos sociales y la oportunidad de vivir una vida prolongada, saludable y digna.

Gracias a la intervención de HEPEJCODEEE (Hermandad de pensionados y jubilados de la CDEEE) que pudo lograr una reunión con el incumbente de la SISALRILa través del asesor Laboral(Vargas Saillaint), una institución autónoma del Estado, con personería jurídica y patrimonio propio, facultada para autorizar, fiscalizar, supervisar, auditar y sancionar a las ARS y las ARL,según el ART.175 de la la Ley 87-01.

Otras injusticias para ese sector es que el per cápita de medicamentos nunca se le ha aumentado, ni la cobertura clínicas y hospitales sigue siendo la misma en tiempo de coronavirus o pandemia.

También Los medicamentos no aparecen, los rebotes en las clínicas y hospitales porque el seguro SENASA no cubre o porque hay un deducible que no puede pagar el paciente, son parte del diario vivir de los enfermos(envejecientes pensionados/jubilados de las LEYES 379-81, 1896-48 Y DEMAS) que supuestamente están amparados en la Ley 87-01, que crea el Sistema de la Seguridad Social, que se respete el derecho fundamental a la salud, ha llegado hasta los tribunales, donde en el conocimiento de una medida cautelar quedó evidenciado un sistema de injusticia que hay que vivirlo de cerca para calibrar su magnitud.

Como ONG del sector considera que la SISALRIL,DIDA,CNSS o HACIENDA o como se llamen deben luchar por proteger a los más vulnerables como son los envejecientes pensionados/ jubilados, en el contexto de evitar aumentar la pobreza y la creciente desigualdad de ingresos en tiempo de pandemia.

según los últimos informes de la Organización de las Naciones Unidas, la composición de la población mundial ha cambiado en los últimos decenios y se espera que más del 20% de la población mundial sea, en breve, mayor de 60 años, siendo este aumento aún mayor en los piases en desarrollo.

Por ello, resulta fundamental seguir profundizando el camino iniciado en nuestro país hace más de un siglo, prestando una mayor atención a las necesidades de las personas adultos y adultas mayores, teniendo a los derechos humanos en la base de todos los esfuerzos que se hagan en ese sentido.

La vejez es una etapa de la vida en la que se pueden seguir haciendo contribuciones esenciales al funcionamiento de la sociedad, pero para eso el Estado debe brindar las adecuadas garantías promoviendo el pleno e igualitario goce de los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas de edad.

Desde HEPEJCODEEE trabajamos a diario para proteger los derechos de los pensionados adultos mayores a una vida plena, libre de prejuicios, digna y sin discriminación.

 

-- publicidad --