Sábado, 23 de marzo, 2019 | 6:23 pm

Distribución de privilegios



El espacio de la campaña electoral permite escuchar diversas voces, en la medida que lo permite la pluralidad de la participación política.

Las voces autorizadas trabajan discursos y propuestas muy edificantes. Entre ellas enumeran los diferentes sectores de la vida nacional que cuentan con cuantiosos privilegios, entre ellos líneas de exoneraciones, facilidades de préstamos, acuerdos para distribuir a sectores un porcentaje del Producto Interno Bruto, etcétera.

Por gravedad cae en el debate los cuantiosos privilegios que tiene el Congreso Nacional. Una situación que no se limita a las exoneraciones de vehículos.

El asunto allí tiene mayor amplitud y profundidad. Hay otros sectores que consumen dinero del Estado en mayor proporción que los legisladores, pero siempre quedan fuera del debate.

El espacio de la campaña electoral, sin embargo, no es el más idóneo para llevar a cabo un diálogo que culmine con el desmonte de todos, absolutamente todos los privilegios que conlleva entregar parte del presupuesto a diversos sectores de la vida nacional.

Habrá que organizar un foro que trate este tema, pero luego, con gente pensante, y que pueda hacer las recomendaciones de lugar para que sean suprimidos todos estos privilegios y sean destinados a darle al pueblo dominicano, sin demagogia o discursos retardatarios, una mejor calidad de vida.