Lunes, 24 de junio, 2019 | 7:13 am

Diagnóstico de cáncer no es una condena de muerte para el paciente

Realidad. La tendencia en las próximas décadas de su incidencia y morbilidad continuará en aumento. Cifra. Fue responsable de la muerte de 8.8 millones de personas en 2015.

Muchos viven con la enfermedad de una manera estable. fuente externa
Muchos viven con la enfermedad de una manera estable. fuente externa


El cáncer ha cambiado, esa enfermedad que en el pasado era considerada una condena de muerte, ha cambiado en su pronóstico gracias a los estudios de la carcinogénesis, identificación de factores de riesgos, detección temprana y mejoría del tratamiento.

Por esta razón, la sobrevivencia de muchos de estos pacientes es más prolongada, provocando el cambio de enfermedad inminentemente letal al de enfermedad crónica, como lo presenta la Organización Mundial de la Salud (OMS), dentro del grupo de Enfermedades no Transmisible (ECNT), de curso crónico.

Estas enfermedades, y estamos hablando específicamente de cáncer, son producidas, en su mayoría, por la interacción de las características genéticas del individuo y factores externos, ambientales, culturales, que pueden ser modificables y prevenibles, según el Centro para el Control y Prevención de enfermedades (CDC).

Entre los factores de riesgos está la ingesta excesiva de alcohol, el tabaquismo, el sedentarismo o inactividad física y la dieta no saludable.

Las cifras

El 33 % de los cánceres están relacionados con los factores de riesgos mencionados, el 22% al tabaco y el 25% a infecciones oncogénicas, como el HPV, Hepatitis B y C, Epstein Barr y Helicobacter Pylori, principalmente en países de ingresos medios y bajos.

Actualmente, el cáncer de mama, cérvix, colorrectal, ovario y próstata han sido catalogados como enfermedades crónicas, debido a la sobrevivencia prolongada libre de enfermedad o viviendo con ella de una manera estable, permitiendo acuñar el término de “aprender a vivir con el cáncer”.

En este caso, se puede requerir tratamiento para lograr su remisión o de efectos secundarios al tratamiento u otros síntomas de otras enfermedades crónicas que padece, lo que permite prolongar la vida por años, convirtiéndolo en un mal crónico.

La realidad

La segunda causa de muerte de las ECNT es el cáncer, solo precedida por enfermedades cardiovasculares, siendo responsable del fallecimiento de 8.8 millones de personas en 2015 a nivel global.

La tendencia es que su incidencia y morbilidad continuará en aumento, según informe de la OMS. Las causas de este aumento se deben a mayor expectativa de vida, incremento de factores de riesgo, debido a cambios en ambientes físicos y sociales que han modificado nuestros estilos de vida en la forma de trabajar, recrearnos y movilizarnos y a la mayor supervivencia de personas que padecen o han padecido de cáncer.

Los servicios

Todos estos factores han ocasionado una gran demanda de servicios, provocando un enorme gasto de salud en procedimientos diagnósticos, tratamientos y sus efecto secundarios, lo que ha impelido a agencias mundiales como la ONU, OMS y OPS a diseñar un modelo de atención que involucre a la comunidad, los prestadores de servicios en salud, y un paciente participativo e informado que contribuye a la disminución de su incidencia y mortalidad.

Encuentro anual

— Cuarta jornada
El 5 y 6 de abril, en el hotel Intercontinental, la IV Jornada de Salud del Instituto de Oncología Dr. Heriberto Pieter será dedicada al doctor Sergio Sarita Valdez, con el tema “Cáncer: desde la prevención al tratamiento”.

*Por ROSA HAYDEÉ VASSALLO