¿Cómo se curan las heridas crónicas?

¿Cómo se curan las heridas crónicas?

El compromiso que tiene el paciente con el tratamiento, así como con su condición de salud, es su mayor desafío.

SANTO DOMINGO.-Clínicamente, una herida es una lesión que daña la piel y sus tejidos.
Esta afección sigue un proceso secuencial de reparación anatómico y funcional de corto plazo, pero cuando no sana completamente en seis semanas, entra a la categoría de herida crónica.

Diversas causas como el suministro insuficiente de sangre u oxígeno, una infección, la inflamación de los tejidos, anemia, o tener un sistema inmunitario débil pueden incidir en la formación de una herida crónica.

En ese sentido, la doctora Joan Martínez, especialista en cuidado y curación de heridas, indicó que las heridas crónicas más frecuentes son las úlceras por presión, pie diabético, úlceras arteriales y venosas.

Un dato importante que destacó la doctora Martínez es que, para obtener un diagnóstico preciso, el médico debe evaluar su paciente de manera holística, desde un todo que incluye el entorno familiar y la condición de salud actual, “porque la mayoría de las úlceras alojadas en las extremidades inferiores son provocadas por una insuficiencia venosa crónica”.

Martínez, quien también es directora de Operaciones de CuraTech, añadió que “alrededor del 70 % de las úlceras de pierna tienen como causa una enfermedad venosa, y casi el 20 % se debe a una insuficiencia arterial o enfermedad arteriovenosa mixta.

Aproximadamente el 85 % de las úlceras del pie son causadas por una neuropatía periférica, a menudo, complicada por una enfermedad arterial. Ambas producen mucho dolor, ardor, quemazón, entre otros síntomas”.

Tratamiento efectivo
La doctora Martínez, quien es directora de Operaciones de CuraTech, empresa especializada en salud a domicilio, aseguró que el paciente debe ser evaluado y atendido con técnicas, protocolos y tratamientos comprobados y aplicados por profesionales especializados en curar heridas de todo tipo.

Aseguró que, luego de realizar la evaluación inicial y conocer la condición del paciente, se procede a diseñar un plan de tratamiento y educación dirigido al paciente y su cuidador; “así logramos implementar el tratamiento efectivo y eficaz, que nos permite reducir las tasas de mortalidad y morbilidad”.

Sobre el proceso de seguimiento, dijo que “cuando el paciente conoce la causa de su lesión, y qué tipo de tratamiento le puede ayudar, el camino a la cicatrización total es mucho más rápido”. Es importante no solo realizar una cura, sino educar al paciente y a sus familiares.

Depende del paciente

— Factores de riesgo
La doctora explicó que cada lesión tiene distintos factores, los cuales aumentan cuando un paciente con lesión por presión, con poca o ninguna movilidad, no recibe cambios de posición cada dos horas, o cuando presenta lesiones vasculares o venosas.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas