Combate de Ali y Frazier es el mejor de los últimos 50 años - El Día Deportes

Combate de Ali y Frazier es el mejor de los últimos 50 años

Combate de Ali y Frazier es el mejor de los últimos 50 años

Frazier dejó el ring como el campeón indiscutido de los pesos pesados, pero Ali tambien ganó más que la simpatía del público.

NUEVA YORK.-El 50mo aniversario de la primera pelea Alí-Frazier se cumple el 8 de marzo.
La bolsa era enorme para su época _ 2,5 millones de dólares para cada uno _ y el escenario también para Muhammad Ali y Joe Frazier.

Su primera pelea fue tan épica que se la llamó la Pelea del Siglo. Y 50 años después, ninguna le hace sombra.

Frazier era campeón pesado invicto, un fajador con un gancho de izquierda capaz de noquear.

Jose Frazier lanza un golpe que Alí esquivó con maestría.

Alí, por más de que Frazier insistiese en llamarlo (Cassius) Clay y trataba de recuperar su nivel tras ser marginado del boxeo por unos tres años por negarse a ir a la Guerra de Vietnam.

El combate fue el 8 de marzo de 1971 y el Garden se llenó de gente que por entonces reclamaba abrigos de piel largos, pantalones de terciopelo y sombreros con plumas. Y estamos hablando solo de los hombres.

También había numerosas mujeres en minifaldas o vestidos largos. La gente era un espectáculo aparte.

Frank Sinatra
Cerca del ring, Frank Sinatra llevaba una cámara y tomó fotos para la revista Life. Estaban los Kennedy en el edificio, junto con celebridades como Diana Ross y Woody Allen. También se hicieron presentes los astronautas de la Apolo 14, que habían alunizado. Todavía lucían las barbas que se dejaron crecer en el espacio.

«Todo el que era alguien estaba allí», comentó Gene Kilroy, quien administró el dinero de Ali por mucho tiempo. «Si no estabas allí, es porque no eras nadie».

Frazier era un fajador implacable que resentía a un rival que lo denigraba. Ali estaba recién entrando en forma. Era su tercera pelea desde su regreso al ring. Pero ya era The Greatest, el más grande de todos los tiempos, y sus admiradores no concebían que pudiese sufrir su primera derrota. Y menos ante Frazier.

Los insultos que se dijeron antes de la pelea fueron más allá de las tradicionales bravuconadas publicitarias y en ese terreno Ali ganó fácilmente, como de costumbre.
`”Joe Frazier será una punching bag (bolsa de boxeo)”, pronosticó. “Ni parece un campeón peso pesado. Es demasiado bajo”.

Frazier era levemente favorito, 6-5, en una pelea que cautivó al mundo y que se esperaba generase de 20 a 30 millones de dólares, cifras astronómicas para la época.

Se transmitió en vivo por circuito cerrado a 370 sitios, incluido el estadio de béisbol Three Rivers de Pittsburgh, donde la gente soportó temperaturas de menos ocho grados centígrados (17 Fahrenheit) para ver una imagen muy mala en una pantalla instalada en el infield. En un anfiteatro de Chicago la policía tuvo que usar chorros de agua para aplacar a unos 1.000 aficionados revoltosos.

Costo de las boletas
Los asientos pegados al ring costaban 150 dólares y los de las tribunas más altas 20. Se decía que los revendedores llegaron a cobrar 700 dólares por un boleto.

Fue algo más que una pelea por el trasfondo político y sociológico. Ali era adorado por muchos y también despreciado por muchos por charlatán, por su negativa a ser reclutado por el ejército y por ser musulmán. Frazier era un obrero del boxeo a quien Ali llamó «Tío Tom» porque decía que los blancos de Estados Unidos lo apoyaban a él.

Más allá del boxeo
“Fue algo que rebasó el boxeo”, comentó Ed Schuyler Jr., periodista de AP. “Había una mezcla de religión, patriotismo y, desde ya, racismo. Todo eso incidió”, agregó.
La pelea duró 15 intensos rounds. Frazier avanzaba agazapado, tirando sus ganchos de izquierda, y Ali lo recibía con veloces jabs y derechazos.

Las piernas de Ali, sin embargo, no eran las de antes y a menudo tuvo que plantarse y fajarse, renunciando a la que había sido su mejor arma, su movilidad, el “toco y me voy”.
Se dijeron de todo al extremo que el árbitro Arthur Mercante les advirtió que dejasen de hablar tanto, pero ninguno lo escuchó en ningín instánte.

—1— Muere Frazier
Frazier murió en 2011, a los 67 años, amargado todavía por el trato que le dio Ali.
—1— El parkinson
Ali pasó sus últimos años casi sin poder hablar por el mal de Parkinson. Falleció en 2016.
—1—Medio siglo
Tras 50 años nadie olvida esa ‘epica batalla.

*Por TIM DAHLBERG



Avatar

Agencias