Lunes, 20 de mayo, 2019 | 3:08 pm

Clima de seguridad



Todos los presidentes que ha tenido República Dominicana llegan al Palacio Nacional con una conciencia clara de qué deben hacer.

Una parte de las soluciones a poner en práctica formaron parte de sus programas de gobierno, cuando aspiraban a la posición.

Tienen las soluciones para acabar con los apagones, con el déficit en los servicios de agua potable, con el caos del tráfico en Santo Domingo y las más importantes provincias del país.

Así llegamos al proceso de inflación, la carestía de los artículos de primera necesidad y el aumento del deprimido sueldo que tienen empleados del sector público a partir de este mes; y finalmente, las soluciones para que se pueda vivir con seguridad, sin temor a ser asaltado o perder la vida ante la pandemia del crimen organizado.

Estamos en un año muy sensible, porque en 2020 tendremos elecciones a todos los niveles, pero los planes no avanzan.

Hay aspirantes a la Presidencia del oficialismo y de la oposición que enarbolan discursos, presentan planes, proyectos; otros recurren a prometer un ambicioso plan de inversiones estatales, pero seguimos nadando en los mismos problemas irresolutos.

El momento que vivimos es clave para los políticos y sus promesas. Solo promesas y pocas decisiones. Y sobre todo, más promesas para garantizar un clima de seguridad ciudadana que no termina de cristalizar.