Un desafío preocupante

Un desafío preocupante

La seguridad es vital para la tranquilidad y la realización de las personas allí donde sea que estén. Nada es más tranquilizador para cualquiera que oír la expresión, “puedes estar tranquilo, que por aquí nunca pasa nada”.

Con ese propósito ha empezado a ser aplicada, bajo el liderazgo del Ministerio de Interior y Policía, la Estrategia Integral de Seguridad Ciudadana “Mi País Seguro”, un programa puesto en práctica en el barrio Cristo Rey, de la Capital, y desde el primer tercio de julio pasado extendido a San Francisco de Macorís.

Un mes antes de llevar esta iniciativa a Macorís del Cibao, había sido inaugurada en Cristo Rey con resultados, hasta la fecha, satisfactorios para autoridades y comunitarios.

La entrega de armas desde el inicio de este proceso es otro aspecto de los planes de seguridad puestos en práctica que satisfacen a las autoridades. Según el ministro de Interior, Jesús Vázquez Martínez, en un lapso de ocho meses han sido sacadas de las calles más armas sin registro que en los últimos tres años.

Pero llama la atención que por lo menos en dos áreas cercanas entre sí, del Distrito Nacional y de Santo Domingo Oeste, estén ocurriendo hechos delictivos definitivamente alarmantes, especialmente si se puede demostrar que los videos en circulación corresponden a fechas recientes y han tenido lugar en los sectores San Gerónimo y Zona Franca de Herrera, como se ha dicho.

Son alarmantes porque muestran a personas apandilladas con conocimiento de que actúan en lugares en los que pueden estar siendo captados por cámaras de seguridad públicas y privadas.

La seguridad es vital para la tranquilidad y la realización. En un ambiente inseguro una familia no tiene paz, ni siquiera entre las paredes de su casa, si por lo menos uno de sus miembros todavía está en la calle.
A estos hechos no se les puede dar de lado.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas