Accidentes reportados

34

Hubo una gran inversión para evitar víctimas fatales en el feriado de fin de semana, pero lamentablemente, las palabras accidente, muerte, luto, llanto y conmoción están presentes en las páginas de los diarios impresos y las notas de los periódicos digitales.

Los accidentes y muertes se produjeron a distintas horas y en diferentes puntos de la geografía nacional. Incluso se habla de un preocupante incremento de accidentes tomando en cuenta las estadísticas de Semana Santa del año pasado.

¿Qué ocurrió o qué se dejó de hacer para que tuviéramos los accidentes reportados? Indudablemente que la balanza se inclina más hacia el sector de la ciudadanía y quedan exculpadas las autoridades, que pusieron todo cuando había disponible para evitar desenlaces fatales en las carreteras.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) ofreció cifras preliminares de las personas que se vieron envueltas en accidentes fatales; y lo que se esperaba eran noticias más halagüeñas, pero todavía falta madurez y mesura entre los conductores y vacacionistas que se desplazan en Semana Santa a distintas localidades del país. Hay cabos sueltos en materia de responsabilidad ciudadana.

¿Qué hacer? Quizá haga falta una campaña temprana, que ayude más en las responsabilidades compartidas entre autoridades y ciudadanía, que evite males mayores en las próximas fechas de asueto que nos faltan.

-- publicidad --