Jueves, 22 de agosto, 2019 | 7:10 pm

Y ahora qué…



El expresidente Leonel Fernández y Luis Abinader, como parte de una ala de la oposición política contra una reforma a la Constitución para restablecer la reelección, exhibieron sus fuerzas frente al Congreso Nacional.

El entorno de las cámaras legislativas ha sido escenario de protestas civilizadas para llamar la atención sobre el respeto a la Carta Magna, mientras tanto el tiempo se acorta para una definición por parte del Mandatario, quien, a pesar de estar impedido por la Constitución, juega a la incertidumbre sobre lo que sería su futuro político, en caso de continuar inhabilitado para optar a cargos públicos.

Según algunos allegados se acerca el momento oportuno para despejar las dudas que prevalecen en la ciudadanía en torno a lo que decidirá Medina, mientras sus adeptos en el Congreso Nacional solo esperan una señal para someter una ley de convocatoria de la Asamblea Constituyente.

Preocupaciones

Existe un choque de apreciación sobre el impacto que ha tenido la confrontación política en la actividad económica.

Hay quienes alegan que hay una desaceleración producto de la indefinición política con respecto a la Constitución, pero hay funcionarios del Gobierno, como el ministro de Industria y Comercio, Nelson Toca, que han afirmado que el comercio se desarrolla en completa normalidad.

Lo que se espera, tanto dentro del PLD como en otras esferas, es que haya un entendimiento entre el presidente Medina y el expresidente Fernández para desbaratar el nudo que impide un diálogo que facilite una solución.